Matilde Filgueiras, la educadora argentina que impulsó el uso del guardapolvo en las escuelas a principios del siglo XX - Billiken
 

Matilde Filgueiras, la educadora argentina que impulsó el uso del guardapolvo en las escuelas a principios del siglo XX

Matilde Filgueiras fue una educadora argentina reconocida por haber creado a principios del siglo XX el guardapolvo escolar blanco, utilizado por los alumnos de nivel primario en las escuelas públicas del país. En esta nota, Billiken te cuenta la historia detrás de esta prenda y la trayectoria educativa de su impulsora.
+ Interesante
+ Interesante

Matilde Filgueiras fue una educadora argentina muy reconocida por haber creado el guardapolvo escolar blanco, utilizado por los alumnos de nivel primario en las escuelas públicas del país. Matilde Filgueiras nació en Buenos Aires a fines del siglo XIX y murió a mediados del siglo XX.

La propuesta de Matilde Filgueiras 

En 1915 Matilde Filgueiras se desempeñó como maestra en la Escuela Cornelia Pizarro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). En ese entonces empezó a notar las diferencias que existían entre la vestimenta de los alumnos que provenían de familias modestas y la que llevaban quienes provenían de familias con un mayor poder adquisitivo. Por esa razón, Matilde Filgueiras convocó ese año a una reunión a colegas y padres de alumnos y les propuso vestir a los niños con un delantal en horas de clase para evitar, al menos en dicho ámbito, toda diferencia que no fuera de mérito y evitar los problemas de higiene. Aceptada la idea por los presentes, se eligió el blanco como color de dicho delantal. 

Matilde Filgueiras y los guardapolvos blancos

Decidida a concretar su idea, Filgueiras compró con su propio dinero tela blanca en un local de la calle Florida y la obsequió a las madres de sus estudiantes. Además, les brindó instrucciones para confeccionar los delantales, que pronto se estrenaron en su escuela. Sin embargo, hubo denuncias anónimas ante el Consejo de Educación, ya que estaba prohibido el uso de uniforme en las escuelas. Enseguida el Consejo envió a un inspector, quien no sólo no desautorizó la medida sino que además recomendó su adopción al Consejo.

La medida de Matilde Filgueiras tuvo buena recepción

En 1918 el Consejo de Educación envió una circular a las directoras de escuelas, en la que recomendaba el uso del guardapolvo. Aunque no especificaba ningún color, el uso del blanco se generalizó y hasta se adoptó su utilización inclusive en países limítrofes. En 1942 el uso del guardapolvo pasó a ser obligatorio.

También te puede interesar: La pizarrita, la herramienta que los niños usaban para escribir antes de la llegada del cuaderno escolar

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig