El primer jardín de infantes de Argentina estuvo en Entre Ríos - Billiken
 

El primer jardín de infantes de Argentina estuvo en Entre Ríos

Fue fundado por Sara Eccleston, una de las maestras traídas por Sarmiento, en la Escuela Normal de Paraná. En esta nota, Billiken te cuenta más acerca de esta institución. 
Educadores
Educadores

El primer jardín de infantes de Argentina se creó en Paraná, Entre Ríos, el 4 de Agosto de 1884 en la Escuela Normal de esa misma localidad.

Fundado por Sara Chamberlain Eccleston, una de las maestras traídas por Sarmiento, contó con 35 niñas y niños de entre tres y seis años. De esta forma, se convertía en uno de los tres niveles de la primera Escuela Normal Nacional.

La ley 1420 de Educación Común establecía la creación de jardines de infantes en las ciudades donde fuera posible. Paralelamente, el Estado nacional impulsó la creación de jardines de infantes, anexos a las escuelas normales formando parte de su Departamento de Aplicación. El primero de ellos, fue el de la Escuela Normal de Paraná.

Además, Sara Eccleston fue clave también para la profesionalización de las docentes de nivel inicial porque creó la carrera para la formación de las maestras jardineras que comenzó a funcionar en 1886 a través de un curso para maestras especializadas en kindergarten.

El rol de Sara Eccleston

El gran trabajo de Sara Eccleston continuó a través de los años. En 1897 se creó el Profesorado de Maestras Jardineras de Buenos Aires, institución que dirigió y desde la cual difundió la importancia del nivel inicial. Dos años después, ella fundó la Sociedad Internacional de Kindergarten con sede en la Ciudad de Buenos Aires. Hacia 1900, esta institución se incorporó al Consejo Internacional de Mujeres y fue una de las firmantes del acta de fundación del Consejo de Mujeres de la República Argentina. Posteriormente, fue designada inspectora de jardines de infantes, puesto que ocupó hasta su jubilación.

Sara Eccleston

El legado de Rosario Vera Peñaloza

Si se habla de nivel inicial, es necesario también destacar el rol de Rosario Vera Peñaloza, quien fue discípula de Sara Eccleston y en 1898 fundó el jardín de infantes anexo a la Escuela Normal de La Rioja, el primero de una larga serie de jardines fundados en las ciudades de Buenos Aires, Córdoba y Paraná. Además, se graduó como Profesora de Kindergarten, en la Escuela de Profesores del Jardín de Infantes de Paraná.

Vera Peñaloza fue directora de la Escuela Normal N.º 1 de la ciudad de Buenos Aires entre 1912 y 1917, donde sustituía a cualquier profesor que faltara. Más tarde, fue nombrada inspectora de las escuelas municipales. Dictó cátedras de pedagogía y matemática. Recorrió Argentina para impulsar la enseñanza, dictó cursos y conferencias y transmitió las nuevas técnicas en la creación de bibliotecas. Participó en el armado del Instituto Bernasconi desde su inauguración en el año 1929. Dos años después, creó el Museo Argentino, que se dedicaba a la investigación y la formulación de propuestas educativas.

Rosario Vera Peñaloza

Sus aportes resultaron fundamentales para enriquecer el sistema educativo. Consideraba importante la formación de las infancias y su vinculación con la identidad social y la cultura común para estimular el sentimiento de pertenencia. Para ella, la educación era un proceso integral que comenzaba en los primeros años de vida, en el cual la creatividad, la exploración y el juego eran elementos fundamentales.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig