¿Cómo saber si tus alumnos son visuales, auditivos o kinestésicos? - Billiken
 

¿Cómo saber si tus alumnos son visuales, auditivos o kinestésicos?

Saber qué canal sensitivo es el que predomina en cada estudiante es muy útil para el ámbito educativo, porque permite adaptar los métodos de enseñanza según el estilo de aprendizaje de cada quién. En esta nota, Billiken te cuenta en qué consisten esas maneras de aprender.
Educadores
Educadores

Las personas reciben información a través de los cinco sentidos (vista, oído, gusto, tacto y olfato). Ahora bien, no todas perciben el mundo del mismo modo. Según la programación neurolingüística (PNL), una técnica de comunicación, desarrollo personal y psicoterapia creada por Richard Bandler, John Grinder y Frank Pucelik en Estados Unidos en la década de 1970, el mundo tal y como lo vemos no existe, son las personas quienes lo “interpretan” en base a la personalidad y la predominancia de unos sentidos sobre otros. Al mismo tiempo, de toda la información que rodea el día a día de una persona, hay mucha que es desechada por las mismas razones. 

Según esta perspectiva, si las personas comprenden la forma en que ven e interpretan el mundo, pueden cambiar los pensamientos y comportamientos para alcanzar el bienestar. Pero, además, saber qué canal sensitivo es el que predomina en cada persona es muy útil para el ámbito educativo, porque si los docentes comprenden que algunos alumnos pueden ser preponderantemente visuales y otros auditivos o kinestésicos, pueden adaptar sus métodos de enseñanza según el estilo de cada quién. 

Los alumnos y alumnas visuales

Suelen ser personas a las que les molesta el ruido de fondo, y más si en lugar de música son palabras lo que se escucha. Eso hace que no puedan concentrarse al momento de realizar sus deberes. Esto ocurre porque son personas que utilizan en mayor grado el sentido visual. Los alumnos visuales tienen un alto nivel de energía, son personas inquietas y observadoras, captan el detalle y muchos de los pequeños aspectos que a otras personas se les pasa por alto. Suelen visualizar imágenes en su mente para poder recordarlas y es probable que para hacerlo deban escribir en sus cuadernos algunas pequeñas notas o apuntes. En suma, necesitan lugares tranquilos para concentrarse.

Los estudiantes auditivos

Suelen expresar sus pensamientos en voz alta y prefieren que otras personas les expliquen las cosas antes que leerlas por su cuenta. Siguen con facilidad las conversaciones de los demás aunque estén mirando para otro lado. Todo ello ocurre porque su modalidad de procesar la información es principalmente auditiva. Según la programación neurolingüística (PNL) las personas con una predominancia del canal auditivo suelen ser más relajadas, comunicativas y con grandes habilidades de expresión. Les gusta conversar y recuerdan con gran detalle cada una de las palabras que han escuchado.

Los alumnos y alumnas kinestésicos

Son personas a las que les gusta la cocina, el deporte o hacer cosas al aire libre. Prefieren experimentar los asuntos por su cuenta antes de informarse sobre ellas en un libro o en un audio. La programación neurolingüística (PNL) indica que las personas kinestésicas, a pesar de ser tranquilas, sienten un gusto especial por las emociones y por todo aquello que tenga que ver con las cosas manuales, con experimentar con el tacto, el gusto y el olfato. Son muy expresivas, socialmente abiertas y buscan la cercanía, los abrazos y el contacto físico. Los alumnos kinestésicos no tienen especial interés por los detalles como pueden tenerlo los “visuales”, pero son más espontáneos. Así, se estima que el alumno kinestésico es el que más dificultades tiene a la hora de adaptarse a la escuela tradicional, porque necesita moverse e interactuar más libremente.

También te puede interesar: Ayudá a tus hijos a mejorar su aprendizaje con estas técnicas de estudio

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig