María Montessori, la pedagoga que desarrolló un método educativo utilizado en todo el mundo, estuvo en Argentina - Billiken
 

María Montessori, la pedagoga que desarrolló un método educativo utilizado en todo el mundo, estuvo en Argentina

Visitó el país en 1926 y dictó cursos y conferencias. En esta nota, Billiken te cuenta más sobre su método educativo.
Educadores
Educadores

En 1926, Maria Montessori, principal exponente del movimiento Escuela Nueva, visitó el país en el contexto del Primer Congreso Femenino Internacional.

Había sido invitada por el Instituto Argentino de Cultura Itálica, y el Círculo Italiano con el objetivo de dictar conferencias y cursos sobre su método. Llegó a comienzos del mes de septiembre de 1926 acompañada por su hijo. Dictó en total nueve conferencias, la primera tuvo lugar en la Universidad de La Plata y otras se dieron en la Universidad de Buenos Aires. Además, ofreció un curso en la Escuela Normal de Profesores Roque Saenz Peña y visitó museos y centros educativos.

También te puede interesar: Margarita Ravioli, la precursora del nivel preescolar en Argentina

El método Montessori

La premisa principal de esta educadora era que los niños son sus propios maestros y que para aprender necesitan libertad y multiplicidad de opciones entre las cuales elegir.

Su propuesta educativa se basa en algunos pilares. Por un lado, la capacidad que tienen los niños y niñas de adquirir conocimientos inconscientemente, pasando poco a poco del inconsciente a la conciencia. La mente de los más pequeños puede absorber información de manera infinita. Pero también hay períodos sensibles en los cuales los niños pueden adquirir una habilidad con mucha facilidad. Por otro lado, el ambiente en que se desarrollan los niños debe estar organizado cuidadosamente para ellos, diseñado para fomentar su auto-aprendizaje y crecimiento. Es decir, las características del ambiente le permitirán al niño desarrollarse sin la necesidad de la asistencia de un adulto. Esos espacios deben ser luminosos, cálidos y tener música, libros y arte. Por su parte, los adultos tienen el rol de guías en el proceso de aprendizaje de los niños. Serán el vehículo que les dará a conocer el espacio desde el amor, la confianza y la empatía.

Para Montessori, el nivel y el tipo de inteligencia se constituyen en los primeros años de vida. Los conocimientos no deben ser introducidos en la mente de los niños sino que ellos deben tener la libertad de percibirlos y razonarlos.

El aula Montessori reúne niños y niñas de tres edades distintas: menores de 3 años, de 3 a 6 años, de 6 a 9 años y de 9 a 13 años. Las salas integradas favorecen la cooperación espontánea, el deseo de aprender, el respeto mutuo y la incorporación profunda de conocimientos a través del ejercicio de enseñarle a otros.

En la actualidad, muchas instituciones escolares de todo el mundo utilizan esta metodología, sobre todo en jardín de infantes y primaria.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig