Juana Manso, la gran pedagoga y escritora, pionera de la educación pública - Billiken
 

Juana Manso, la gran pedagoga y escritora, pionera de la educación pública

Defendió la educación popular y la capacitación continua del docente. Creía que la enseñanza debía integrar lo físico, intelectual y moral. Fundó escuelas y periódicos, llevó adelante una prolífica obra ensayística, teatral y literaria. En una fecha cercana al 11 de septiembre, Billiken celebra su gran trabajo. 
+ Interesante
+ Interesante

Juana Manso fue una de las grandes mujeres del siglo XIX. Pedagoga, docente, escritora, periodista, traductora, y pionera de la educación pública tuvo un rol protagónico en la constitución del sistema educativo argentino que se consolidó a partir de la Ley 1.420.

Nació el 26 de junio de 1819 y desde pequeña tuvo una personalidad libre e inquieta. Aprendió a leer de manera autodidacta y en la escuela solía aburrirse. Además, estudió música, canto, francés y piano. Con tan solo catorce años tradujo del francés “El egoísmo y la amistad o los defectos del orgullo” con el seudónimo de Una joven argentina, que su padre hace imprimir en Montevideo en 1834. También escribía poemas.

La familia se exilia en Montevideo por la persecución que sufrían de parte del gobierno de Rosas. Allí fundó una escuela para niñas en dos habitaciones de su casa donde se enseñaba lectura, aritmética, gramática, geografía, lecciones de moral, francés, piano, canto, labores y dibujo. Además, publicó poemas en diarios del país vecino.

Pero la familia de Juana se ve obligada a salir de Montevideo debido a que un aliado de Rosas logra sitiar la ciudad. Se instalan en Río de Janeiro, donde dicta clases particulares de español y francés. En 1842 funda en Río de Janeiro el Colegio Santa Clara, que funciona hasta 1843.

En 1844 la familia regresa a Montevideo, donde es nombrada directora de una escuela para niñas y además redacta un Manual para la educación de niñas. Mientras tanto continuaba su trabajo como escritora y traductora.

Dos años más tarde, viaja a los Estados Unidos junto a su marido Francisco Sá de Norohna, un compositor y violinista portugués. En aquel país Juana se sorprende con el lugar que las mujeres ocupan en la sociedad, mucho más libres y con acceso al mundo de trabajo. Pero la situación económica del matrimonio es complicada y deciden viajar a Cuba. Es por esa época que nacen sus dos hijas, Eulalia y Herminia.

Quizá te interese: Rosario Castellanos, la escritora mexicana que habló en nombre de las mujeres y los pueblos originarios

Después de Cuba, regresan a Brasil, donde Juana sigue escribiendo y participa de la vida cultural a través de sus obras teatrales. En el año 1852 funda, junto con otras  colegas, un periódico semanal para mujeres donde también escribe sobre la emancipación de la mujer, la esclavitud, el racismo, etc.

La caída de Rosas y la separación de su esposo son circunstancias que la llevan a regresar a Buenos Aires. Acá funda el semanario Álbum de Señoritas. Periódico de Literatura, Modas, Bellas Artes y Teatros, donde el tono irónico y los temas que tratan provocan el rechazo y la polémica de la sociedad de la época. Al mismo tiempo, su trabajo  como docente no le alcanza para sostener a su familia, motivo por el cual decide regresar a Brasil. Allí seguirá trabajando como dramaturga y encontrará un nuevo canal de ingresos económicos a través de la actuación. Participa como actriz en varias obras y su labor es elogiada.

Quizá te interese: Prudencia Ayala, la escritora salvadoreña que luchó por los derechos de las mujeres

En 1859, de nuevo en Buenos Aires, conoce a Sarmiento que por ese entonces era Director General de Escuelas. La mutua comprensión y admiración aparecen rápidamente. Coincidían en sus ideas sobre la educación: educación común y fuera de la órbita de la Iglesia, la educación de la mujer, la promoción de la lectura, aulas, materiales y libros adecuados, la renovación de métodos y programas de estudio, formación docente, etc.

Sarmiento encontró una gran colaboradora en Juana, con quien trabajó en la función pública y en las publicaciones sobre educación, como la revista Anales de la educación común, de la cual fue directora hasta el año de su fallecimiento. Ella le otorgaba especial importancia a la actividad libre del niño, en una época donde se los solía castigar. También sostenía que el maestro debía generar un ambiente sano y confortable para guiar y seguir el trabajo del alumno.

Juana Manso ilustrada por Aymará Mont para el libro 100 Grandes Mujeres Latinoamericanas

Más tarde, la nombran directora de la primera Escuela Mixta N°1, en la Parroquia de Monserrat. Durante seis años dirige esta institución, desarrollando planes y programas con materiales modernos: implementa recreos, educación física, música, baile, enseñanza de inglés y francés; elimina los castigos físicos, e incorpora la enseñanza moral no dogmática, a través del ejemplo y el amor. En 1862 publica el Compendio de la Historia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, primer manual de historia para las escuelas.

En estos años sigue expandiendo su actividad literaria y teatral a través de la publicación de artículos y obras. Además funda un nuevo periódico.

Quizá te interese: Minerva Bernardino, la diplomática dominicana que luchó contra la opresión y el maltrato hacia las mujeres

En 1871, Nicolás Avellaneda la nombra miembro de la Comisión Nacional de Escuelas, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar ese cargo. Desde allí propone la creación de comisiones parroquiales para la atención de la infancia indigente, con alimentos, ropas y libros. Funda 34 establecimientos educativos donde lleva adelante su método de enseñanza y la realización de concursos para los puestos directivos. Además, trabaja en la promoción de bibliotecas.

Hacia 1874 envía a la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires un proyecto de Ley Orgánica de la Enseñanza Común, en la que solicita el profesionalismo de la docencia, sueldos adecuados, vacaciones y eliminación de exámenes, entre otras cosas.

En 1875, cansada y enferma, fallece en su casa de Begrano. Juana Manuela Gorriti,  acompañó sus restos y dijo en su discurso: “Juana Manso gloria de la educación. Sin ella, nosotras seríamos sumisas, analfabetas, postergadas, desairadas. Ella es el ejemplo, la virtud y el honor que ensalza la valentía de la mujer. Ella es, sin duda, una mujer”.

Grandes Mujeres Latinoamericanas

¿Te gustó la historia de Juana Manso? Fue extraída del libro "100 Grandes Mujeres Latinoamericanas", escrito por Lauren Rea, Regina Solis y Ariela Kreimer, y en el que podrás descubrir a cien mujeres increíbles de Latinoamérica.

Además, te va a encantar el proyecto en el que estamos trabajando: “Grandes Mujeres Latinoamericanas”. En él vamos a hablarte de artistas, líderes, deportistas y científicas de distintos países y épocas, y te contaremos la diversidad de experiencias, luchas y logros de las mujeres destacadas de nuestro continente.

Además, encontrarás un montón de recursos educativos basados en estas mujeres… pero todavía falta un poco para que lo puedas disfrutar, ¡Paciencia!

Mientras tanto, Billiken te ofrece el libro que leas el libro que es la primera parte del proyecto. Estas 100 Grandes Mujeres Latinoamericanas soñaron a lo grande y dejaron una marca imborrable. Son cien historias de vida que inspiran, entusiasman y nos enseñan a creer en lo posible. Especialmente relatadas e ilustradas para las niñas y niños de este milenio.

Conseguilo acá y comenzá a conocer a algunas de las Grandes Mujeres Latinoamericanas.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig