Un día como hoy nacía Mary Shelley, la autora de Frankenstein, primera obra de ciencia ficción - Billiken
 

Un día como hoy nacía Mary Shelley, la autora de Frankenstein, primera obra de ciencia ficción

Un día como hoy de 1797 nacía la escritora Mary Shelley, la autora de una de las novelas clásicas más representadas en el cine: Frankenstein o el Prometeo Moderno que además se considera la primera obra de ciencia ficción.  
+ Interesante
+ Interesante

Mary Shelley nació en una Londres victoriana y en pleno desarrollo industrial, donde encontró la vocación intelectual desde pequeña, fundamentalmente a través de sus padres. Su padre, William Godwin, fue filósofo y político y uno de los precursores del pensamiento anarquista. En tanto, su madre, Mary Wollstonecraft, fue escritora y autora de Vindicación de los derechos de la mujer, libro que se publicó en 1792 y que fue uno de los primeros textos de la filosofía feminista de la época. 

Desde pequeña, la muerte fue algo que marcó su vida y quizá por eso fue un tema que atravesó su escritura. Su madre falleció pocos días después de darla a luz, producto de una infección. Dicen que solía leer sentada al costado de la tumba de su mamá. Posteriormente, de los cinco hijos que concibió, solo uno logró sobrevivir. Como si esto fuera poco, su hermana se suicidó al igual que la primera esposa de su marido. Además, su esposo moriría en 1824 y algunos de sus amigos también, como Lord Byron y John Polidori. 

Casada con el poeta Percy Shelley, Mary tomó su apellido, en una época donde el terreno de la literatura estaba dominado por varones. 

¿Cómo se originó la novela? 

En el año 1816 Mary, su esposo y algunos amigos fueron a pasar unos días a la casa que el escritor inglés Lord Byron tenía en Ginebra. Allí, aburridos por las inclemencias del clima que no les permitían salir, se embarcaron en un desafío literario: escribir la historia de fantasmas más escalofriante. Durante algunos días se dedicaron a eso y el médico John William Polidori, que formaba parte del selecto grupo, escribió lo que se conoce como el primer relato de vampiros de la historia. Pero fue Mary la que ganó el desafío. Todavía no lo sabía, pero ese era el inicio de una de las historias más conocidas de la literatura. 

La novela se publicó en 1818 de forma anónima y a partir de la segunda edición llevó el nombre de la autora. Posteriormente, escribió otras novelas, diarios de viaje, ensayos, cuentos y tradujo y editó a otros autores. Defendió el rol profesional de la escritura y lo sostuvo como forma de vida y trabajo. Falleció en 1851 a los 53 años. 

La novela cuenta la historia de un científico suizo, el doctor Víctor Frankenstein que decide explorar los misterios más profundos de la creación. Movido por la idea de infundir vida sobre un cuerpo inanimado, lleva a cabo una serie de experimentos en su laboratorio. Finalmente, con distintas partes de cadáveres que recoge de las salas de disección y de animales que encuentra en los mataderos logra formar un cuerpo humano al cual le aplica impulsos eléctricos para intentar darle vida, hasta que lo logra una noche de noviembre. Horrorizado, el científico huye de su propio laboratorio y al regresar, la criatura, ha desaparecido. A partir de ahí se desarrollará la intriga de la novela y el protagonista vivirá una serie de experiencias que lo marcarán.  

Contexto histórico 

Frankenstein es producto de la historia de vida de su autora; un texto donde ella volcó sus propios fantasmas. Pero también es consecuencia de los imaginarios de una época donde la posibilidad de revivir a los muertos se probaba a través de distintos experimentos.  

A fines del siglo XVIII, estaba de moda el fenómeno descubierto por Luigi Galvani, físico y médico italiano (1737-1798), y su esposa Lucía Galeazzi donde, al aplicar descargas eléctricas a una rana muerta, ésta empezaba a mover las patas como si la electricidad la hubiera reanimado. Este hallazgo ya indicaba que los fenómenos vitales como el movimiento eran resultado de fuerzas físicas, sin intervención de poderes sobrenaturales. Más tarde, el sobrino de Galvani, Giovanni Aldini, convirtió esos experimentos en demostraciones públicas empleando incluso cadáveres humanos. Así surgió la idea de la “chispa vital”. 

El Romanticismo fue el período artístico donde esta novela fue escrita. Un clima intelectual que se extendió por Europa hasta la primera mitad del siglo XIX y que abarcó no solo la literatura sino además la pintura, la música y el conocimiento.  

Como respuesta al racionalismo ilustrado que erigía a la razón por sobre todas las cosas y que depositaba la confianza del progreso en las ciencias naturales y las matemáticas, el Romanticismo les daba un valor importante a las emociones y a los individuos.  

Frankenstein es un texto se indaga en los secretos de la vida y de la creación. Además, pone en escena la posibilidad de manipular la vida humana. En un contexto donde la tecnología ha avanzado tanto y las cuestiones de la bioética están más presentes, una novela como Frankenstein sigue vigente. Como todos los clásicos. 

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig