El Colegio Nacional de Buenos Aires, uno de los más prestigiosos de Argentina - Billiken
 

El Colegio Nacional de Buenos Aires, uno de los más prestigiosos de Argentina

Colegio Nacional de Buenos Aires
Sus orígenes se remontan a 1661 cuando los Jesuitas fundaron el Colegio San Ignacio, considerado el antecedente de lo que luego fue el Colegio Nacional fundado por Bartolomé Mitre en 1863. Por sus aulas han pasado referentes de la cultura, las artes y la política. En esta nota, Billiken te cuenta más al repecto. 
Educadores
Educadores

El Colegio Nacional de Buenos Aires es una de las instituciones educativas más prestigiosas del país. Fundado en 1863 por Bartolomé Mitre, por sus aulas han pasado referentes de la cultura, las artes y la política.

Es la escuela secundaria más antigua de la Ciudad de Bueno Aires y tiene su sede en la calle Bolívar 263. A pocos metros de la Plaza de Mayo es uno de los edificios de la Manzana de las Luces.

Antecedentes

Hacia mediados de 1650 los Jesuitas, establecidos en Buenos Aires y otras provincias del país, tomaron a su cargo la educación. Así es que fundaron en 1661 el Colegio San Ignacio, primer antecedente del Colegio Nacional Buenos Aires.

La expulsión de los jesuitas en 1767 hizo que el gobernador de Buenos Aires Juan José de vértiz y Salcedo (el último hasta que se creó el Virreinato del Río de la Plata en 1776) inaugurara en 1772 el Real Colegio de San Carlos. Más tarde, el virrey Vértiz colocó al colegio bajo la protección del Rey de España.

Durante el período colonial estudiaron en el Colegio alumnos que luego serían personalidades políticas de la Historia argentina que contribuyeron a la independencia, entre ellos, seis de los nueve miembros de la Primera Junta: el presidente Cornelio Saavedra, los secretarios Mariano Moreno y Juan José Paso, y los vocales Manuel Belgrano, Juan José Castelli, y Manuel Alberti. También pasaron por sus aulas, entre otros, el presidente del Congreso de Tucumán, Francisco Narciso Laprida; el primer presidente de la República, Bernardino Rivadavia, y su sucesor interino Vicente López y Planes, autor del himno nacional argentino.

Biblioteca del colegio

Luego de la independencia, en 1817 el colegio se reorganizó bajo el nombre de Colegio de la Unión del Sud, que se pasó a denominar Colegio de ciencias Morales en 1823, bajo la tutela de la recientemente creada Universidad de Buenos Aires dos años antes. Por esa época, el colegio era un internado de la alta casa de estudios superiores. Así, el Colegio de Ciencias Morales formó a personalidades de la talla de Esteban Echeverría, Miguel Cané, José Mármol, Carlos Tejedor, y Juan Bautista Alberdi, entre otros.

El período entre 1830 y 1852 estuvo caracterizado por los vaivenes, clausuras y reaperturas de la institución como consecuencia de los conflictos políticos que atravesaban al país. Esta situación se mantuvo hasta la unificación argentina, establecida a través de la firma del pacto de San José de Flores, cuando en 1863 el presidente Bartolomé Mitre crea el Colegio Nacional de Buenos Aires por decreto 5447.

También te puede interesar: La Universidad Nacional de Córdoba, la primera del país

Nuevos tiempos

En 1911 el colegio fue incorporado a la Universidad de Buenos Aires. Recién después de 1955 la institución incorporó a las mujeres, alumnas y docentes. Las primeras alumnas ingresaron en 1959 y se graduaron en 1964. Muchas de sus experiencias han trascendido a las escuelas organizadas por otras universidades nacionales, y es considerado una de las instituciones educativas más prestigiosas de la Argentina.

En el contexto del centenario, hacia 1910, se empieza a pensar en la construcción de un nuevo edificio, cuya piedra fundamental es colocada en septiembre de ese año por el presidente José Figueroa Alcorta y su ministro de justicia e instrucción pública Rómulo S. Naón.

El edificio, diseñado por el arquitecto francés Norbert Maillart, fue construido en dos etapas, empezando por la fachada principal de la calle Bolívar y todo el sector de Biblioteca, Rectoría y los gabinetes del claustro Bolívar, y siguiendo por los tres claustros paralelos a la calle Moreno, de tal modo que durante un tiempo convivieron el antiguo edificio jesuita con la nueva casa de estilo francés clásico.

Alumnos y alumnas destacados

Dentro de sus alumnos más destacados, se encuentran Carlos Saavedra Lamas, Premio Nobel de la Paz en 1936 y Bernardo Houssay, Premio Nobel de Medicina en 1947. Los médicos Guillermo Rawson, Salvador Mazza y Juan Antonio Argerich; el historiador Tulio Halperin Donghi; los periodistas Mario Mactas y Martín Caparrós; los actores Diego Peretti e Ingrid Pelicori; el cineasta Bruno Stagnaro; el artista Ernesto de la Cárcova; el dibujante Lino Palacio; los escritores Ana María Shúa, Florencio Balcarce, Miguel Cané, Marco Denevi, Belisario Roldán, Baldomero Fernández Moreno, Ricarfo Guiraldes, entre otros y otras.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig