La fuerza de la naturaleza: 8 casos donde las raíces de los árboles le ganan la batalla al cemento - Billiken
 

La fuerza de la naturaleza: 8 casos donde las raíces de los árboles le ganan la batalla al cemento

Los seres vivos se las han ingeniado para sobrevivir por millones de años… es lógico que se abran paso aun hoy entre los vestigios de la civilización. En esta nota te ofrecemos ocho buenos ejemplos de la complicada relación entre los árboles y las construcciones humanas.
+ Interesante
+ Interesante

A lo largo de la historia el ser humano ha luchado por dominar la naturaleza. Es una batalla constante por controlar las fuerzas del planeta y adaptarlas a las necesidades del hombre, y las ciudades son un lugar donde ese conflicto se ve muy claramente. Allí es donde se da la lucha entre las raíces y el cemento.

La importancia de la raíz

La raíz no solo es el primer órgano que un vegetal desarrolla al germinar, si no que concentra el poder de la vida, ya que es sobre ellas donde los grandes árboles se desarrollan. Con su lento y poderoso crecimiento las raíces van ocupando el espacio para garantizar la vida. Una fuerza arrolladora al servicio de la naturaleza. Y para el ser humano poseen además un gran peso simbólico: están presentes en infinidad de cuentos y narraciones.

Por eso, las imágenes de estas raíces abriéndose paso entre las pequeñas hendijas de las baldosas son inspiradoras al mostrarnos el poder de la naturaleza. Veamos las mejores imágenes:

También te puede interesar >> Un cactus con forma de Tiranosaurio Rex es la estrella de un parque nacional

También te puede interesar >> En Formosa creció un árbol adentro de una chimenea abandonada

¿Cómo evitar que las raíces levanten el piso?

Te sumamos algunas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de plantar un árbol, para evitar que en el futuro, aparezcan conflictos por el espacio.

  • Pensar cómo va a ser el árbol dentro de 10 o 15 años. Aunque en un primer momento nos pueda parecer que el espacio es adecuado, hay que imaginar cómo será la planta cuando llegue a la edad adulta.
  • Nunca plantes un árbol cerca de una casa, ni tampoco demasiado cerca de otro árbol.
  • Si un árbol ya plantado está empezando a ser demasiado grande, lo mejor es realizar una poda de la copa al año. Cuantas menos ramas tenga, menos raíces necesitará el árbol para alimentarse. Lo mejor es consultar a un experto para realizarla correctamente
  • Regá el árbol con frecuencia para evitar que las raíces se extiendan para buscar el agua por sí mismas.
  • También se puede hacer una zanja con algo de profundidad a alguna distancia del tronco y rellenarla con cemento. A continuación, cubrir de nuevo con tierra y césped. De esta forma, cuando las raíces lleguen al cemento, cortarán su crecimiento al tener su paso bloqueado.

También te puede interesar >> El extraño Árbol sangre de dragón que crece únicamente en una isla de África oriental y es considerado mágico

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig