A 107 años del nacimiento de Julio Cortázar: todos los libros el libro - Billiken
 

A 107 años del nacimiento de Julio Cortázar: todos los libros el libro

A 107 años de su nacimiento, repasamos la vida de uno de los escritores más influyentes del siglo XX que supo ganarse su lugar en el denominado "boom latinoamericano". Libros como Bestiario (1951), Final del juego (1956), Todos los fuegos el fuego (1966), y Historias de cronopios y de famas (1962) todavía quedan en la memoria. 
+ Interesante
+ Interesante

Un día como hoy de 1914 nacía Julio Cortázar, uno de los más grandes escritores del siglo XX. Autor de una de las novelas más originales, "Rayuela", traductor, poeta, y una de las grandes figuras del denominado “boom latinoamericano”.

Nació en Bruselas, Bélgica, pero sus padres eran argentinos. Estaban allí debido a las funciones diplomáticas de su padre. Al finalizar la Primera Guerra Mundial en 1918 regresaron a Argentina y vivieron en Provincia de Buenos Aires. Al finalizar los estudios secundarios, el joven Cortázar comenzó la carrera de Letras y se desempeñó como maestro rural hasta que en 1951 obtuvo una beca por la cual viajó a París, ciudad donde se radicaría definitivamente, gracias, en parte, a su trabajo como traductor en la UNESCO. Por esa época, ya había publicado "Bestiario", la primera de sus series de relatos breves, en la que se advierte la profunda influencia de Jorge Luis Borges.

El reconocimiento le llegará en la década del 60 cuando se convierta en una de las personalidades del "boom latinoamericano", lugar que ya ocupaban grandes escritores como Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes. Ernesto Sábato y Mario Benedetti, entre otros.

Movido por sus preocupaciones sociales, el autor de "Bestiario" viaja a Cuba en 1962, experiencia que lo marca de tal forma que influiría luego en su obra. Siguiendo sus convicciones políticas, viaja a Chile en 1970 para asistir a la ceremonia de toma del poder como presidente de Salvador Allende. Como parte de este compromiso escribió numerosos artículos y libros, entre ellos "Dossier Chile: el libro negro", sobre los excesos del régimen del general Pinochet, y "Nicaragua, tan violentamente dulce", testimonio de la lucha sandinista contra la dictadura de Anastasio Somoza.

Quizá te interese: La vida de Jorge Luis Borges contada para chicos

El estilo Cortázar: entre la fantasía y la realidad

Cortázar fue dueño de un estilo único y reconocible. Entre la fantasía y la realidad, sus textos abordan situaciones cotidianas desde un lugar distinto, donde lo extraño, lo que perturba y lo no dicho son colocados en un plano que inquieta al lector. Una prosa que juega con lo fantástico y que se escapa de los lugares convencionales, de manera que esa aparición de la fantasía en la vida cotidiana muestra la complejidad de aquello que consideramos realidad.

Lo mágico, el humor, el azar, los sentidos. Todo esto está presente en cada relato junto con una forma de escritura particular, donde las rupturas del orden cronológico y espacial proponen otro tipo de lectura. Ejemplo de esto es una de sus más grandes obras, "Rayuela", novela publicada en 1963, que puede leerse de diversas formas y que tiene hermosas frases que han quedado grabadas para siempre en la memoria de los lectores, como la que dice “andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”

El cuento fue quizá el género narrativo en el que más se destacó, donde esa gran capacidad de fusionar lo cotidiano y lo fantástico llegó a niveles tan sublimes como inquietantes. Relatos como "Casa tomada", "El perseguidor", "Las ménades", y "Autopista del sur", son solo algunos de los ejemplos más célebres.

Entre sus libros más conocidos se encuentran Bestiario (1951), Final del juego (1956), Todos los fuegos el fuego (1966), y Historias de cronopios y de famas (1962).

Julio Cortázar murió el 12 de febrero de 1984. Cuando se cumplieron 10 años de su muerte, en 1994, el gran Gabriel García Márquez dijo en un discurso en Ciudad de México: “Los ídolos infunden respeto, admiración, cariño y, por supuesto, grandes envidias. Cortázar inspiraba todos esos sentimientos como muy pocos escritores, pero inspiraba además otro menos frecuente: la devoción. Fue, tal vez sin proponérselo, el argentino que se hizo querer por todo el mundo”.

Quizá te interese: Hoy se celebra el día del lector

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig