Antecedentes del 9 de julio: Artigas, el Sitio de Montevideo y el Congreso de los Pueblos Libres - Billiken
 

Antecedentes del 9 de julio: Artigas, el Sitio de Montevideo y el Congreso de los Pueblos Libres

Desde que se estableció el primer gobierno patrio el 25 de mayo de 1810 hasta la declaración de la independencia sucedieron varios hechos importantes. Varios de ellos tuvieron que ver con la Banda Oriental (actual Uruguay) y su máximo prócer.

Sitio de Montevideo

La Banda Oriental (hoy República Oriental del Uruguay) fue un verdadero dolor de cabeza para las nuevas autoridades de Buenos Aires. No reconoció a las Juntas ni a los Triunviratos, situación que finalmente llevó a la guerra.

El conflicto tuvo muchas alternativas, pero se distinguió en su primera etapa por un hecho típico de los tiempos medievales: el sitio de una ciudad. Por entonces Montevideo estaba rodeada por murallas. Adentro quedaron sus defensores, afuera sus atacantes asediándola. Montevideo era la ciudad más importante de la Banda Oriental y fue uno de los últimos bastiones de los realistas.

Hubo dos sitios: el primero comenzó y terminó en 1811; el segundo se reanudó en 1812 y finalizó en 1814 con la toma de la ciudad. Varios jefes militares se destacaron en las acciones, como Rondeau, Alvear y Brown. Pero uno por sobre el resto: José Artigas, nuevo líder de los orientales, y quien hoy es considerado el máximo prócer uruguayo.

¿Quién era Artigas?

Había nacido en Montevideo en 1764 en el seno de una familia rica. Sin embargo su espíritu inquieto lo llevó a alistarse en el cuerpo de Blandengues, que cuidaba las fronteras. Adhirió a la Revolución de Mayo, sublevó la campaña oriental en contra de Montevideo, triunfó en la batalla de Las Piedras (1811).

Sus ideas federales chocaron con las de los dirigentes de Buenos Aires, a quienes no tardó en enfrentarse.

José Artigas

Un navegante europeo

Al marino irlandés Guillermo Brown se le otorgó el mando de la flamante escuadra bonaerense en 1814. El objetivo era vencer a la flota de Montevideo, que tenía su asiento en ese puerto y que hasta entonces controlaba el Río de la Plata.

La nave de Brown fue la fragata Hércules. Había sido un barco mercante y se lo transformó en uno de guerra agregándole 38 cañones. Según San Martín la victoria de Brown en el Río de la Plata fue “lo más importante hecho por la revolución americana hasta el momento”.

El 15 de marzo de 1814 Brown se apoderó de la isla Martín García y el 20 de abril bloqueó a Montevideo. Poco más tarde, el 10 de mayo, Carlos de Alvear desembarcó, en Colonia, con mil soldados. Se estrechaba el círculo alrededor de la sitiada Montevideo.

La situación de la capital oriental era cada vez más angustiante, bloqueada por río y por tierra. El desenlace de esta situación no tardó en llegar. El 17 de mayo Brown venció a los realistas en Buceo y el 23 de junio la ciudad se rindió a las tropas de Alvear, que entraron en Montevideo.

El Congreso de los Pueblos Libres

En 1815, cuando el Directorio desde Buenos Aires convocaba al Congreso de Tucumán, otro Congreso, reunido en Arroyo de la China (Entre Ríos, hoy Concepción del Uruguay), declaraba la independencia de las provincias participantes. Eran las que estaban bajo la jefatura de José Artigas: Entre Ríos, Banda Oriental, Santa Fe, Misiones, Corrientes y Córdoba.

Aquella declaración fue hecha el 29 de junio. Pronto se cumplen 200 años de ese acontecimiento de gran importancia histórica. Para muchos estudiosos de nuestra historia nacional durante ese congreso se produjo la Primera Declaración de Independencia del Río de la Plata.

Los diputados presentes en el Congreso de Arroyo de la China fueron Pedro Aldao y Pascual Diez de Andino (Santa Fe), Juan Francisco Cabral, Ángel Mariano Vedoya, Serapio Rodríguez, Juan B. Fernández Y Sebastián Almirón (Corrientes).

También participaron Andrés Yacabú (Misiones), José Antonio Cabrera, José Roque Savia, José Isasa y Miguel Del Corro (Córdoba), José Simón García de Cossio y Justo Hereñú (Entre Ríos) y Francisco Martínez, Pedro Bauzá por la Banda Oriental.

Las actas del Congreso se perdieron, pero sus resoluciones quedaron reflejadas en cartas posteriores escritas por Artigas. El pedido de declaración de Independencia ya figuraba en las instrucciones dadas a los diputados orientales a la Asamblea del Año XIII.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig