Así se enteraba la gente en todo el país de lo que se discutía en el Congreso de Tucumán - Billiken
 

Así se enteraba la gente en todo el país de lo que se discutía en el Congreso de Tucumán

El congreso tuvo su periódico exclusivo, El redactor, que reflejó en sus páginas todo lo que sucedía. Por falta de imprenta en Tucumán, se editaba en Buenos Aires.

El número inicial apareció el 1º de mayo de 1816, y fue editado en la imprenta de los Niños Expósitos, en Buenos Aires.

Así las cosas, los diputados que estaban en Tucumán recién pudieron leer los primeros ejemplares a fines de ese mes.  ¿Y que decía el periódico? Lo que había sucedido casi tres meses antes. ¡Qué lentitud!

El primer director de El Redactor fue el diputado fray Cayetano Rodríguez. Pero no fue el único. El periódico se continuó editando cuando el Congreso se trasladó a Buenos Aires, y apareció hasta 1820. El 28 de enero de ese año salió la última edición de El Redactor.

Los otros directores fueron: Vicente López y Planes (sí, el mismo del Himno) y el deán Gregorio Funes.

No siempre se editó en la imprenta de los Niños Expósitos. Poco después de las primeras ediciones, comenzó a imprimirse en el taller de Gandarillas y Socios, y luego en el de Benavente y Compañía, todos en Buenos Aires.

En total salieron 52 ediciones y dos suplementos. Es cuestión de buscarlo en las bibliotecas públicas. Ahora sí: hay que aprender un poco de latín o tener mucha paciencia, porque los primeros ejemplares están llenos de citas en esa lengua.

¿Y los otros diarios?

No sólo estaba El Redactor. En 1816 se editaban varios periódicos, aunque todos en Buenos Aires. Anotá: El Censor, La Prensa Argentina, El Observador Americano, La Crónica Argentina y El Independiente. ¿Tenían enviados a Tucumán? No.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig