¿Sabés la diferencia entre "a ver" y "haber"? - Billiken
 

¿Sabés la diferencia entre "a ver" y "haber"?

Si bien suenan igual cuando se pronuncian, su significado es muy distinto porque remiten a dos verbos diferentes. A su vez, cada uno tiene diferentes usos. En esta nota, Billiken te explica la diferencia. 
+ Interesante
+ Interesante

El lenguaje es un sistema de signos que utilizamos diariamente. Tanto lo usamos que ya lo tenemos incorporado. Por eso, a veces pueden surgir dudas fundamentalmente cuando nos toca escribir.

Una de esas dudas es la diferencia entre “haber” y “a ver”. Si bien suenan igual cuando se pronuncian, su significado es muy distinto porque remiten a dos verbos diferentes: el verbo “haber” y el verbo “ver”. A continuación, se presentan la variedad de usos según cada caso.

Diferentes usos de "A ver"

"A ver" se trata de la secuencia constituida por la preposición a y el infinitivo verbal ver. Por ejemplo: "Vete a ver qué nota te han puesto", "Los llevaron a ver los monumentos de la ciudad", "Voy a ver a mi abuela a su casa".

Además, según explica la RAE, como expresión fija “a ver” posee distintos valores y usos. En primer lugar, en tono interrogativo, se emplea para solicitar al interlocutor que nos deje ver o comprobar algo. Por ejemplo: “Mira lo que he comprado. ¿A ver?”.

En segunda instancia, puede utilizarse para expresar expectación o interés por saber algo, y va normalmente seguida de una interrogativa indirecta. Así, podemos decir “A ver cuándo nos dan los resultados”.

En tercer lugar, se usa para llamar la atención del interlocutor antes de preguntarle, pedirle u ordenarle algo. Ejemplo: “A ver, ¿has hecho lo que te dije?”, “A ver, trae el cuaderno”.

Una cuarta posibilidad está relacionada a expresar expectación, curiosidad o interés en forma de reto, temor o sospecha; o bien como deseo o mandato. En este caso, se coloca delante de una oración que comienza con la conjunción si. Por ejemplo: “A ver si adivinas lo que estoy pensando”.

La utilización de "haber"

En el caso de “haber”, la RAE explica que puede usarse como verbo y como sustantivo.

Como verbo, “haber” se usa como auxiliar, seguido de un participio, para formar los infinitivos compuestos. Por ejemplo: “Tiene que haber sucedido algo” o “Sigo sin haber entendido lo que ha pasado”.

Una segunda utilización de “haber” como verbo se da cuando acompaña a un verbo impersonal para denotar la presencia o existencia de lo designado por el sustantivo que lo acompaña. En este caso, se lo usa en infinitivo. Un ejemplo sería: “Parece haber un chico esperándote en la puerta” o “Tiene que haber muchas cosas en la heladera”.

Finalmente, como sustantivo “haber” refiere al conjunto de bienes o caudales de una persona. Así, por ejemplo, se dice “Su haber era más bien escaso”.

También te puede interesar: ¿Sabés qué es un palíndromo?

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig