¿Sabías que el “Parque Nacional Iguazú” fue declarado “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO en 1984? - Billiken
 

¿Sabías que el “Parque Nacional Iguazú” fue declarado “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO en 1984?

El “Parque Nacional Iguazú” es un área protegida de Argentina de 67.620 hectáreas, cuyo atractivo principal son las Cataratas del Iguazú. La UNESCO declaró al parque como “Patrimonio de la Humanidad” en 1984. En esta nota, Billiken te cuenta cuáles son las características principales del lugar.
+ Interesante
+ Interesante

El “Parque Nacional Iguazú” es un área protegida de 67.620 hectáreas, que se subdivide en 59.945 hectáreas para el “Parque Nacional Iguazú” propiamente dicho y 7.675 hectáreas para la “Reserva Nacional Iguazú”, que es el sitio donde se encuentra un sector de servicios. Ambas áreas son administradas conjuntamente por la “Administración de Parques Nacionales”. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró al “Parque Nacional Iguazú” como “Patrimonio de la Humanidad” en 1984

El origen del “Parque Nacional Iguazú”

El “Parque Nacional Iguazú” fue creado en 1934 con el objetivo de conservar el entorno y la biodiversidad de las Cataratas del Iguazú, las cuales en 2011 fueron consideradas como una de las “Siete maravillas naturales del mundo”. La “Reserva Nacional Iguazú” fue creada en 1970.

La región altoparanaense en la que se encuentra el “Parque Nacional Iguazú” muestra signos de que allí habitaron seres humanos hace más de 10.000 años. Se estima que alrededor del año 1000 d.C. los guaraníes, provenientes del norte, irrumpieron en la región y desplazaron a los nativos de lengua yê que vivían allí en ese entonces. Al momento de la llegada de los españoles al lugar, en el siglo XVI, los guaraníes estaban ampliando su territorio y tenían diversos cultivos. 

En 1609 se establecieron en la región las primeras misiones jesuíticas guaraníes, las cuales permanecieron en el lugar durante más de 150 años. A fines del siglo XIX llegó la primera expedición turística al lugar. Entre sus integrantes se contaba Victoria Aguirre, pintora argentina, quien donó los fondos con los que se empezó a construir el acceso que va desde Puerto Iguazú hasta las cataratas.

En 1902 el Ministerio del Interior de Argentina encargó a Carlos Thays, arquitecto y naturalista francés, un relevamiento detallado de las cataratas, que posteriormente se tomó como base para la ley de creación del parque nacional. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró al “Parque Nacional Iguazú” como “Patrimonio de la Humanidad” en 1984

¿Cómo es el “Parque Nacional Iguazú”?

Lo que vuelve singular al parque son las Cataratas del Iguazú, que están formadas por 275 saltos de hasta 80 metros de altura, de los cuales el 80% está del lado argentino. Se pueden realizar paseos en lancha bajo los saltos y caminatas por diferentes senderos. También se pueden apreciar algunos animales de la selva semitropical. No obstante, el fenómeno natural que se lleva todas las miradas es el salto de mayor caudal que también es el más alto: la “Garganta del Diablo”. Se puede observar el fenómeno a través de las pasarelas que parten desde Puerto Canoas, al que se llega utilizando el servicio del Tren Ecológico de la Selva. Por este salto pasa la frontera entre Argentina y Brasil.

Flora y fauna del “Parque Nacional Iguazú”

Tanto sobre las márgenes del río Iguazú como en las numerosas islas del delta crecen varias especies de árboles que se caracterizan por necesitar humedad, tales como el curupay, el laurel blanco, el cedro paranaense, el aguay y el ceibo.

Entre las principales especies de aves que habitan en el lugar se encuentran los vencejos de cascada, que vuelan atravesando los intersticios de las columnas de agua para posarse sobre la pared rocosa, donde generalmente anidan. En el sector de las pasarelas no es extraño encontrar coatíes y ejemplares del tucán grande, una de las cinco especies de tucanes que viven en el parque. También habita allí el águila harpía. Entre las especies en peligro de extinción que ampara el parque se encuentra el yaguareté, el tapir, el ocelote, el yaguarundí, el oso hormiguero grande, el tamandúa, las águilas selváticas y el yacaré overo.

También te puede interesar: ¿Sabés qué es el “Mar Muerto”?

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig