¿Cuál es el origen del lunfardo laburar? - Billiken
 

¿Cuál es el origen del lunfardo laburar?

Es una palabra que se utiliza a diario en la actualidad pero fue exportada por los inmigrantes hace siglos.
+ Interesante
+ Interesante

El orígen del lunfardo laburar proviene de "lavoro" que en italiano significa trabajo. Actualmente, es un término coloquial que se utiliza informalmente en Argentina, Chile y Uruguay para referirse a trabajar.

La palabra laburar arribó a Sudamérica a finales del siglo XIX, con la gran corriente de inmigrantes que llegaron en los barcos buscando una mejor calidad de vida. En Italia, existen diferentes formas de conjugarlo: lavorare, lavor y lavoro. Con el tiempo, el habla hispana, adoptó el mismo mecanismo. Se puede usar "laburo" y, dependiendo de la circunstancia, "laburar" o "laburador". En el último caso, funciona como adjetivo y significa que alguien es muy trabajador.

También te puede interesar: "Cana", "Cobani" y "Yuta": tres formas del lunfardo para referirse a la policía

En ese entonces, también se usaba otra adaptación para referirse al trabajo porque, para los españoles que habían pisado Argentina, "currar" era sinónimo de trabajar. Sin embargo, en el territorio nacional esa palabra se introdujo como el sinónimo de robar. Por ese motivo, se terminó adoptando la palabra "laburar" proveniente del italiano.

¿Qué es el lunfardo?

La palabra “lunfardo” se origina en el gentilicio “lombardo”. Este término llegó a ser sinónimo de ladrón porque los lombardos fueron, en el siglo XVIII, usureros y prestamistas, actividades por entonces impopulares. Con el tiempo, lombardo derivó en lunfardo.

Sin embargo, más tarde se descubrió que dicho lenguaje era compartido por grandes sectores de la población y que, lejos de ser un código marginal, había sido incorporado a la vida cotidiana y que circulaba mayormente en los conventillos y barrio populares de Buenos Aires, donde se concentraba la mayoría de los inmigrantes. A su vez, el lunfardo fue difundido a través de expresiones artísticas como el tango o el sainete.

"Laburo" no es el único lunfardo

Palabras como "bondi", "chamuyo", "pibe", "macana", "guita", "trucho", "chabón", "gil", "afano", "fiaca" y "changa", entre muchas otras, también son lunfardos que se siguen usando en la cotidianidad.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig