21 de julio de 1816: los miembros del Congreso de Tucumán juran la Independencia - Billiken
 

21 de julio de 1816: los miembros del Congreso de Tucumán juran la Independencia

Doce días después de declarar la independencia el 9 de julio, los diputados realizan una ceremonia de jura en la sala de sesiones ante la presencia del gobernador y del general Manuel Belgrano.
+ Interesante
+ Interesante

El 9 de julio de 1816, el Congreso declara la Independencia de las Provincias Unidas de Sud América. Se aspiraba a una unión americana mayor entre los territorios de América del Sur. Se asumía la soberanía plena y se tomaba la audaz y esperada decisión de sellarla con un Acta. En ella se expresaba la voluntad de investirse del “alto carácter de nación libre e independiente”.

“Nos los representantes de las Provincias Unidas de Sud América declaramos solemnemente a la faz de la tierra, que es voluntad unánime e indubitable de estas provincias romper los violentos vínculos que las ligaban a los reyes de España….” el 19 de julio, y para que no quedaran dudas, en una sesión especial y secreta se agregó al final de la declaración, “y toda otra dominación extranjera.”

La jornada fijada para la jura de la Independencia fue el 21 de Julio, es decir, dos días después. Concurrieron a la sala de sesiones el gobernador de la Provincia de Tucumán, que era don Bernabé Aráoz, el “general en gefe del exército” (SIC), que era don Manuel Belgrano, el mayor general del Ejército del Norte, es decir, su segundo jefe, que era Francisco Fernández de la Cruz, el cuerpo municipal, es decir, los integrantes del Cabildo de San Miguel de Tucumán. También estuvieron presentes sacerdotes del clero secular (eran los curas de la entonces Iglesia Matriz, hoy Catedral de la ciudad), así como miembros de las distintas órdenes religiosas de la ciudad (franciscanos, dominicos y mercedarios, en aquel entonces), y público en general.

Todos concurrieron con alegría y entusiasmo en sus rostros, atento al importante acontecimiento que iban a protagonizar.

A continuación, fray Cayetano nos proporciona la fórmula bajo la cual nuestros padres, fundadores juraron por primera vez la Independencia Argentina en San Miguel de Tucumán, ese lejano 21 de Julio de 1816. También bajo esta fórmula debían jurarla todos los habitantes de las Provincias Unidas:

“¿Juráis por Dios Nuestro Señor y esta señal de la cruz, promover y defender la libertad de las Provincias Unidas en Sud América y su Independencia del rey de España, Fernando VII, sus sucesores y metrópoli, y toda otra dominación extrangera?

¿Juráis á Dios Nuestro Señor y prometéis á la patria  el sostén de estos derechos, hasta con la vida y haberes y fama?

Si así lo hiciéreis, Dios os ayude, y si no, Él y la Patria os hagan cargo”

Según narra el periódico oficial del Congreso (el “Redactor”) después de haber prestado juramento los congresales, las autoridades y el público presentes  “quedó concluido este acto, en todas sus partes”.

De ese modo, los ciudadanos de las nacientes Provincias Unidas en Sudamérica juraban, al igual que los congresales, defender la Independencia recientemente declarada, “hasta con la vida y haberes y fama”, al igual que lo hicieran los congresales al declararla doce días antes.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig