“Vark”: un método educativo que adapta la enseñanza a las preferencias sensoriales de los alumnos - Billiken
 

“Vark”: un método educativo que adapta la enseñanza a las preferencias sensoriales de los alumnos

El método educativo “Vark” tiene en cuenta las inclinaciones sensoriales de cada alumno y se divide en cuatro tipos de aprendizaje: visual, auditivo, lectoescritural y kinestésico. En esta nota, Billiken te cuenta todo lo que tenés que saber de este modelo pedagógico.
Educadores
Educadores

El método educativo “Vark” (cuyas siglas hacen referencia a las palabras inglesas “Visual”, “Aural”, “Read” y “Kinesthetic”) estudia los cuatro sistemas representacionales básicos de la programación neurolingüística (PNL), que se pueden dividir en cuatro tipos de aprendizaje: visual, auditivo, lectoescritural y kinestésico

¿Cómo surgió el método “Vark”?

En 1992 Neil Fleming y Collen Mills de la Universidad de Lincoln (Nueva Zelanda) desarrollaron una propuesta para clasificar a las personas de acuerdo a su preferencia sensorial a la hora de procesar información o contenidos educativos. Ambos investigadores plantearon que las personas reciben información constantemente a través de los sentidos y que el cerebro selecciona parte de esos datos e ignora el resto. Las personas seleccionan la información en función de sus intereses y de acuerdo a la manera en que reciben la información. Si, por ejemplo, después de una excursión se le pide a un grupo de alumnos que describan alguno de los lugares que visitaron, probablemente cada uno de ellos hablará de cosas distintas. No puede recordarse todo lo que ocurre, sino parte de lo que sucede en el entorno. Algunos se fijan más en la información visual, otros en la auditiva y otros en la que se recibe a través de los demás sentidos, o de la lectura y escritura.

Las cuatro referencias sensitivas del modelo “Vark”

“Vark” es el acrónimo en inglés formado por las letras iniciales de las cuatro preferencias sensoriales que siguen a continuación:

Visual

Los estudiantes que se inclinan por este modo de recepción de la información, gustan de reunir y procesar datos usando tablas, diagramas, gráficos, mapas y otras imágenes o formas basadas en dibujos para comunicarse.

Auditiva

La instrucción que se habla o se escucha facilita el aprendizaje de las personas que prefieren el canal auditivo para comunicarse. Las conferencias, las grabaciones, los debates y los correos electrónicos son todos mecanismos que permiten que la gente que se inclina por esta modalidad debata y explore conceptos con otras personas y trabajen mejor en los entornos educativos.

Lectoescritural 

Las personas con una preferencia a la modalidad que implica leer y escribir aprenden mejor cuando reciben y devuelven la información en palabras. La comunicación puede ser escrita a mano o por computadora. Las herramientas que eligen este tipo de personas son los diccionarios, Internet, fuentes que tengan respuestas escritas y signos textuales. 

Kinestésica

Las personas que se inclinan por el canal kinestésico aprenden mejor haciendo actividades que les permitan experimentar o practicar el concepto que están intentando aprender. La clave para que el aprendizaje de este tipo de estudiantes sea efectivo consiste en que la instrucción les ofrezca oportunidades concretas para aplicar la información. Las herramientas que mejor se ajustan a las necesidades de los alumnos kinestésicos incluyen las demostraciones, las simulaciones, los videos y los estudios de casos.

Materiales didácticos que pueden acompañar cada estilo de aprendizaje

El modelo “Vark” sugiere que en el espacio del aula los alumnos visuales utilicen libros con diagramas y dibujos, símbolos, subrayados, diagramas de flujo, mapas mentales, imágenes y videos. Para los estudiantes auditivos, recomienda el uso de grabaciones, el estudio mediante audios, la explicación oral a otros, la lectura de resúmenes en voz alta y la conversación tanto con docentes como con compañeros. Para los alumnos lectoescriturales sugiere la utilización de listas, diccionarios, glosarios, definiciones, libros de texto y revistas, manuales, bitácoras y textos en Internet. Por último, para los estudiantes kinestésicos el modelo “Vark” aconseja el uso de laboratorios, ejemplos de la vida cotidiana, aplicaciones reales, simulaciones, modelos, juego de roles y dramatizaciones. 

También te puede interesar: ¿Cómo saber si tus alumnos son visuales, auditivos o kinestésicos?

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig