Dragones: ¿amigos o enemigos de los humanos? - Billiken
 

Dragones: ¿amigos o enemigos de los humanos?

El dragón es un ser mitológico que está presente en varias culturas del mundo y tiene diferentes simbolismos asociados. En esta nota, Billiken te cuenta en qué consiste este mito.
+ Interesante
+ Interesante

Existen cientos de historias muy interesantes que, aunque no se pueden corroborar, siguen circulando como saberes populares en las sociedades de todo el mundo. Se trata de los mitos y las leyendas, que son relatos que se han transmitido de generación en generación de forma oral y cuyo origen se perdió en la lejanía del tiempo. Algunos escritores y escritoras llevaron esas historias a los libros y, gracias a ello, hoy se pueden conocer, aunque su génesis haya ocurrido hace muchos años atrás. En esta oportunidad, Billiken te va a contar el mito de los dragones y, en otras notas, te va a hablar sobre otros mitos y leyendas universales.

¿Qué es un dragón?

El dragón es un ser mitológico que aparece de diversas formas en varias culturas del mundo, con diferentes simbolismos asociados. Tiene unas alas desplegadas y gigantescas. Es parecido a un cocodrilo o a una serpiente con alas. Algunos dragones tienen cuernos, otros lanzan fuego por la boca, pero todos son feroces. 

Los dragones en Occidente

Para los europeos los dragones son malos, depredadores, mezquinos y enemigos de los pueblos. El dragón, según la versión europea, siempre vuela y escupe fuego. Antiguamente los vikingos, por ejemplo, tallaban la proa de sus barcos con forma de dragón para asustar. Para la cultura cristiana el dragón simboliza el mal y la destrucción y es un animal que hay que eliminar. Existen varios ejemplos, como el arcángel San Miguel luchando contra un dragón, o el dragón que se revuelve contra la lanza de San Jorge. 

Los dragones en Oriente

Para los orientales (chinos, japoneses y coreanos) los dragones son buenos, amigos de los humanos y muy amables. El dragón, según la versión oriental, no tiene alas ni lanza fuego. Los japoneses, por ejemplo, lo han tenido durante siglos como el emblema oficial de la casa reinante. Y los chinos todavía festejan el Año Nuevo desfilando con un enorme dragón de papel con forma de serpiente, para ahuyentar a los malos espíritus. Además, en la tradición china hay cuatro dragones principales y cada uno representa un punto cardinal. En otros pueblos orientales se identifica al dragón con “Agni”, la personificación del cielo, que con sus innumerables ojos vigila al tiempo que protege a quien le pide ayuda. 

Los dragones en las novelas y las películas 

El mito de los dragones está tan extendido por todo el mundo que hasta aparece representado en muchas novelas y películas. Hay un dragón que es muy probable que conozcas: “Smaug”, el dragón de la novela “El hobbit” de Tolkien. Es muy grande, de color rojo y dorado, con enormes alas de murciélago, una piel impenetrable y una inteligencia superior a la de la mayoría de los dragones. Es posible que también conozcas a los dragones “Rhaegal”, “Viserion” y “Drogon” de la serie “Juego de tronos”. 

También te puede interesar: Conocé la leyenda de las sirenas, unas criaturas marinas mitológicas muy populares

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig