La vida de Freddie Mercury contada para chicos - Billiken
 

La vida de Freddie Mercury contada para chicos

Muchos lo consideran el mejor cantante de rock de la historia. Pero lo suyo no fue solo cantar, sino ponerle el cuerpo a la música y transmitir con su voz emociones únicas al frente de Queen.
+ Interesante
+ Interesante

Mirá que raro: Freddie Mercury (1946-1991) se llamaba en realidad Farrokh Bulsara. No nació en Gran Bretaña sino en Zanzíbar, en la actual Tanzania, un país de África.

Sus padres tampoco son ingleses sino indios, aunque dentro de aquel inmenso país (la India) pertenecían a la minoría parsi que desciende de los persas (actual Irán). Y practicaban la religión de Zoroastro, no la hindú.

Aclaremos que tanto Zanzíbar como la India pertenecían a Gran Bretaña cuando nació el pequeño Freddie. Un origen muy exótico, visto desde Occidente, para quien luego, con los años, se transformaría en el gran líder de una de las bandas de rock más importantes y famosas de la historia, Queen.

¿Habrá tenido algo que ver esto en su personalidad? ¿En su capacidad creativa? ¿Su forma de actuar en el escenario? Es posible. Porque Freddie no fue un cantante más. No solo cantaba, sino que interpretaba las canciones con movimientos corporales que lo hicieron inconfundible.

Era alguien especial. Tenía una especie de magia dentro suyo y, lo mejor de todo, es que le llegó a muchísima gente.

Ilustración: Ricardo Fernández

Oiga, su hijo es especial

Algo así les dijo a sus padres el rector del colegio donde estudiaba Freddie, en la India. “Si envían un poco más de dinero, puede tomar clases de música”. ¡Para qué! El genio de Mercury se reveló enseguida en todo su esplendor y avanzó rápidamente en el estudio del piano.

El rock ya sonaba en sus oídos y no tardó en formar una banda estudiantil, que animaba fiestas y actos escolares. Dicen que oía una canción una vez y enseguida la tocaba en el piano como si leyera la partitura.

Ilustración: Ricardo Fernández

Cómo ser una reina

La historia de Queen (Reina) tiene mucho de Freddie Mercury. Porque fue él quien le puso el nombre al grupo, luego de integrarse a otro que se llamaba Smile.

Eran sus primeros tiempos en Londres, donde se radicó con su familia a partir de sus 18 años. Allí conoció a Brian May y Roger Taylor, quienes luego fueron guitarra y batería de Queen. Más tarde se sumaría John Deacon.

Mercury, que había estudiado diseño, fue quien hizo el logo de la banda, basándose en el escudo de armas del Reino Unido.

Ilustración: Ricardo Fernández

Cómo cantaba

A Mercury le gustaban mucho la ópera y las cantantes líricas. Si te fijás en los temas de Queen (¿Todavía no los escuchaste? ¿Qué estás esperando?), muchos de los cuales fueron de su autoría, hay bastante de eso. Inclusive en el vestuario.

Por eso no sorprende que en los últimos años de su vida se haya dado el gusto de compartir un disco con la soprano española Monserrat Caballé y protagonizara un dueto muy celebrado. Juntos grabaron la canción “Barcelona”, que fue adoptada como el tema musical oficial de los Juegos Olímpicos de esa ciudad catalana, en 1992.

Lamentablemente, Mercury no pudo asistir a la ceremonia inaugural ni cantar allí, ya que falleció un año antes.

Ilustración: Ricardo Fernández

La despedida

La noticia de su muerte causó una gran conmoción mundial, lo que revela la trascendencia que tuvo su vida. Como homenaje, cinco meses después (en 1992) el resto de Queen organizó un súper concierto de rock en el estadio de Wembley, en Inglaterra. Participaron grandes artistas del género, contó con la presencia de 72.000 espectadores y fue transmitido a 76 países.

En Montreux, Suiza, se erigió una estatua en su honor. Tiene tres metros de alto.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig