¿Sabés cuál es el origen de la expresión “Hablando de Roma, el burro se asoma”? - Billiken
 

¿Sabés cuál es el origen de la expresión “Hablando de Roma, el burro se asoma”?

La reminiscencia más antigua de la frase “Hablando de Roma, el burro se asoma” data del siglo XV. Sin embargo, la expresión fue mutando a través de los años hasta llegar a su forma actual. En esta nota, Billiken te cuenta la historia detrás de esta frase.
+ Interesante
+ Interesante

La lengua es un sistema convencional de signos utilizados por las sociedades para establecer una comunicación y, como tal, se encuentra en constante cambio. En este sentido, las frases más conocidas popularmente tuvieron su origen mucho tiempo atrás, en contextos muy diferentes a los de hoy en día. Tal es el caso de la expresión “Hablando de Roma, el burro se asoma”.

¿Cómo surgió la expresión “Hablando de Roma, el burro se asoma”?

Tal como lo indica el periodista argentino Daniel Balmaceda en “Historias de letras, palabras y frases” (2014), la frase original fue otra: “En mentando al ruin, hele venir”. La referencia más antigua de esa expresión data del siglo XV. “Mentar” quiere decir mencionar, nombrar o hacer referencia explícita a una persona. Más tarde, la frase mutó a “En mentando al ruin de Roma, luego asoma” y posteriormente se transformó en “Hablando del ruin de Roma, por la puerta asoma”

Según Balmaceda, “el ruin de Roma” podría tratarse del diablo. De hecho, la frase se tomó del inglés y se usaba de la siguiente manera: “Speak of the devil and he doth appear” (en español, “Habla del diablo y él aparecerá”). Esta expresión se utilizaba para machacar a los campesinos de los feudos para que no dedicaran mucho tiempo a pensar en la naturaleza del bien y del mal. En verdad, se buscaba no sólo que no meditaran acerca del diablo, sino que directamente no pensaran en nada. 

Con el tiempo, la mayoría de las lenguas han incluido la mención en forma directa o indirecta del diablo, tal como lo hacía la frase inglesa. La divulgación de esa expresión hizo que fuera separándose cada vez más de la locución original. Pronto “ruin” fue reemplazado por “rey”: “Hablando del rey de Roma…” y luego la expresión se comprimió hasta quedar: “Hablando de Roma…”. La segunda parte de la oración, “...el burro se asoma”, fue un agregado de uso local en Argentina, proveniente del folclore cordobés

Significado actual de la frase “Hablando de Roma, el burro se asoma”

Hoy en día la expresión “Hablando de Roma, el burro se asoma” se utiliza sin pensar en el contexto que le dio origen. Por extensión, se utiliza para aclarar que la persona que está siendo mencionada en la conversación está a punto de sumarse al grupo

También te puede interesar: ¿Sabés cuál es el origen de la expresión “Se le subieron los humos a la cabeza”?

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig