16 de octubre: Día Mundial de la Alimentación - Billiken
 

16 de octubre: Día Mundial de la Alimentación

Cada 16 de octubre se conmemora el “Día Mundial de la Alimentación” para concientizar sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. En esta nota, Billiken te cuenta todo lo que tenés que saber acerca de esta efeméride.

¿Por qué se celebra esta efeméride?

En 1979 la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) proclamó, mediante la resolución 35/70, el 16 de octubre como el “Día Mundial de la Alimentación”. Esta efeméride tiene como objetivo concientizar sobre el problema alimentario mundial y fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza. La fecha de conmemoración de esta efeméride coincide con el día en que se fundó la FAO en 1945. 

Objetivos específicos del “Día Mundial de la Alimentación”

La FAO estableció como objetivos para esta celebración una mayor atención a la producción agrícola en todos los países, la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo y la participación de las poblaciones rurales en las decisiones que afectan a sus condiciones de vida. El organismo también busca aumentar la conciencia pública acerca del hambre mundial y fomentar todavía más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza. 

Datos sobre la alimentación en el mundo

Cada año se produce el doble de la comida necesaria para alimentar a las personas que habitan en la Tierra, pero 793 millones de personas pasan hambre. Por otro lado, en los países en desarrollo la mayor parte de las mujeres se dedica a la agricultura. Aunque los hombres normalmente aran los campos y guían a los animales, las mujeres hacen la mayor parte del trabajo relacionado con la siembra, escarda, fertilización y recolección de los alimentos básicos, como el arroz, trigo y maíz. Además, las regulaciones internacionales de la Organización Mundial del Comercio y de la Unión Europea establecen que para poder sembrar, vender o intercambiar semillas, tienen que cumplir con el criterio DUS (Distinción, Uniformidad y Estabilidad), algo que es difícil respetar en la agricultura tradicional, cuyas semillas no son uniformes ni estables. Eso hace que miles de pequeños agricultores tengan dificultades para sembrar y comercializar sus propios granos. Y, como si fuera poco, la FAO indica que hay una creciente pérdida de biodiversidad: a lo largo de la historia la humanidad ha utilizado entre 8.000 y 10.000 especies distintas para su alimentación. Hoy se producen y distribuyen comercialmente alrededor de 150. Por otra parte, el 60% de las calorías que la humanidad consume vienen de sólo cuatro especies: el trigo, el maíz, el arroz y las papas.

También te puede interesar: Cuerpo humano: toda la información sobre la alimentación saludable y un material descargable

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig