Costa Esmeralda, un paraíso tranquilo en Buenos Aires - Billiken
 

Costa Esmeralda, un paraíso tranquilo en Buenos Aires

Este exclusivo barrio está ubicado a tan solo cuatro horas de la Ciudad de Buenos Aires y 40 kilómetros de Mar de Ajó

Existen numerosos lugares en la Costa argentina que pasan desapercibidos, y son verdaderas joyas turísticas debido a su tranquilidad y atrapantes paisajes. Costa Esmeralda es un ejemplo que cumple con estas características. Ubicada a unos kilómetros de Mar de Ajó y a pocas horas de la Ciudad de Buenos Aires, se mantiene tranquila a pesar de que su popularidad aumenta año tras año.

Costa Esmeralda

Cómo es Costa Esmeralda

Se trata de un barrio cerrado que tuvo su inauguración en 2004, y está ubicado en el kilómetro 380 de la ruta 11. Abarca 3200 metros de costa, 1000 hectáreas de médanos y plantaciones de pinos, y se considera "la nueva Punta del Este" argentina, debido a su exclusividad. A pesar de que comúnmente se cree que forma parte del territorio de Pinamar, este balneario se encuentra en el Partido de La Costa.

Costa Esmeralda

En su mayoría, sus tranquilas calles son recorridas por turistas, pero luego de la pandemia aumentó la cifra de residentes. Actualmente 250 familias y cerca de 1100 personas residen de forma permanente durante el año.

Costa Esmeralda cuenta con, además de las residencias, un sistema de autobuses gratuitos, una plaza, un anfiteatro, paradores de playa (Punta Norte, Cabo Suelto y Amarras), restaurantes, un paseo comercial, puntos de reciclaje y una capilla. Existen diversas actividades posibles: canchas de tenis, paddle, básquet, y fútbol, gimnasio, frontón, canchas de polo con caballerizas, y un club de golf. A la playa se puede acceder de forma libre, a diferencia del barrio.

Un lugar seguro

Quienes veranean en el lugar, aseguran que la tranquilidad y la seguridad es uno de los factores que los hace elegir Costa Esmeralda.

Acá mi casa está abierta todo el año, no tengo llaves y nunca me faltó absolutamente nada”, contó Gonzalo Torrado a Infobae, un vecino del barrio hace 11 años.

“Antes muchas mujeres no se animaban a venir solas porque la ruta era un poco peligrosa. Hoy vos venís durante el año un fin de semana y tenes 10 o 15 grupos de mujeres solas que vienen porque saben que están seguras. Viajan seguras y saben que están seguras acá adentro”, agregó.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig