Los hermanos Wright: inventores del avión - Billiken
 

Los hermanos Wright: inventores del avión

El primer avión de la historia levantó vuelo el 17 de diciembre de 1903. En esta nota, Billiken te cuenta cómo se desarrolló este increíble invento.
+ Interesante
+ Interesante

El primer avión de la historia levantó vuelo el 17 de diciembre de 1903 y fue posible por el trabajo de los hermanos Wright.

Ese primer avión era bastante diferente a los actuales. Tenía dos alas, una arriba de la otra, unidas por unos tirantes, que se apoyaban en el cuerpo principal. Un par de hélices chiquitas y un motor pequeño. En cuanto al piloto y único pasajero, viajaba bastante incómodo: lo hacía acostado, adelante, mirando hacia el frente, y teniendo de las manos unas correas atadas a las alas, con las que podía cambiar la dirección del vuelo como si fueran las riendas de un jinete.

Ese primer avión, que se llamó Flyer (Volador) despegó cuatro veces aquel 17 de diciembre. La primera vez lo condujo Orville Wright (1871-1948) y la máquina recorrió 36 metros en doce segundos. Eso fue todo. La cuarta todo mejoró: piloteado por Wilbur Wright (1867-1912) voló 260 metros en 59 segundos.

El Flyer tenía dos hélices que también fueron fabricadas y diseñadas por los hermanos Wright. Eran dos porque hay un efecto que se llama “torque”, que consiste en que al girar la hélice en un sentido, el avión gire en sentido contrario. Por eso, para evitar este problema, pusieron dos hélices que giraban en sentido contrario, anulando aquel efecto.

Los hermanos Wright, apenas salieron del colegio, emprendieron juntos su primera aventura, instalando una imprenta y editando un diario que se vendió bastante bien en Daytona, su ciudad de residencia. Después, no bien se puso de moda la bicicleta, se entusiasmaron con ese invento y se pusieron a fabricarlas. También les fue muy bien. Muchas de las cuestiones técnicas que aprendieron con las bicicletas las aplicaron también cuando se pusieron a fabricar planeadores y aviones.

A los hermanos no los paraba nadie. Incluso, el motor que impulsó aquel primer avión fue también fabricado por los Wright. Las razones estaban en el problema del peso. Los motores ya existían, por supuesto, y los usaban los primeros automóviles. Pero pesaban bastante y quizás no hubieran permitido el despegue del avión. Había que ser lo más liviano posible para mantenerse en el aire.

Los Wright recién patentaron su invento cinco años después de aquel primer vuelo: en 1908. Solo entonces se sintieron seguros de poder fabricarlo en serie y lo ofrecieron a distintos gobiernos. El problema era que no lo querían mostrar antes de venderlo, y los gobiernos no querían comprarlo antes de verlo.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig