¿Sabés qué son los géneros literarios? - Billiken
 

¿Sabés qué son los géneros literarios?

Los géneros literarios son los diferentes grupos o categorías en que se pueden clasificar las obras literarias según su contenido y estructura. En esta nota, Billiken te brinda una lista con los más populares.
+ Interesante
+ Interesante

Los géneros literarios son los diferentes grupos o categorías en que se pueden clasificar las obras literarias según su contenido y estructura. A lo largo de la historia, ha habido varias clasificaciones de los géneros literarios, por lo que no se puede determinar una organización de todas las obras siguiendo un único criterio. No obstante, algunos géneros fueron categorizados hace mucho tiempo atrás y sus límites se encuentran determinados por sus contenidos específicos. A continuación, una lista con los más populares.

1. La poesía

Es un texto literario que expresa sentimientos y emociones sobre un lugar, una situación, una persona y muchas cosas más. La manera en que las palabras se van entrelazando unas con otras le da ritmo y musicalidad a la poesía debido a la “rima”. Se llama así a la coincidencia de los sonidos en la última palabra de dos o más versos, a partir de la última vocal acentuada. 

La poesía es un texto escrito de una manera particular donde las oraciones se dividen en varios renglones llamados “versos”. Los versos se agrupan en conjuntos separados entre sí denominados “estrofas”. Lo que le da musicalidad y ritmo a una poesía se llama “rima”. La poesía tiene dos tipos de rimas: consonante, que se produce cuando los fonemas de sus últimas letras coinciden a partir de la vocal acentuada, y asonante, que se caracteriza porque solamente coinciden los sonidos vocálicos en la última sílaba de cada verso.

2. El texto teatral

Es una obra literaria escrita para ser representada en un teatro y ante un público. Se trata de un texto escrito que luego se convierte en acción al ser representado por los actores y las actrices en el escenario. La narración avanza a través de lo que hacen y dicen los personajes. 

El autor del texto teatral se llama “dramaturgo” y escribe los diálogos que intercambian los personajes. Para que quede claro quién habla, el dramaturgo indica primero el nombre del personaje y luego sus palabras. Por otra parte, el texto teatral se caracteriza por tener acotaciones, que son indicaciones acerca del lugar y la época donde suceden los acontecimientos. También se constituyen como instrucciones sobre los tonos de voz, los movimientos y los gestos que los actores y las actrices deberán poner en práctica luego en el escenario. Están escritas entre paréntesis y con otro tipo de letra, generalmente en cursiva. 

3. La fábula

Es un relato generalmente corto, donde los personajes suelen ser animales u objetos que se comportan de manera bastante parecida a las personas. La historia casi siempre muestra los defectos de los personajes y tiene la intención de entretener y, al mismo tiempo, dejar una enseñanza a los lectores. La lección se suele presentar al final y se llama “moraleja”. Algunos ejemplos de fábulas son “El león y la zorra”, “La tortuga y la liebre”, “La zorra y la cigüeña” y “Los ratones y las comadrejas”.

Muchos autores aprovechan las imágenes que las personas tienen sobre los animales para mostrar cualidades o defectos de los humanos. Por ejemplo, siempre se dice que la hormiga es muy trabajadora. Entonces, la fábula usa el personaje de la hormiga para representar a la persona que trabaja, se esfuerza y es perseverante. La historia se puede contar en prosa o en verso. 

4. La leyenda

La palabra “leyenda” significa, en latín, “cosas dignas de ser leídas y oídas”. Se trata de una historia popular llena de hazañas, misterios y aventuras. Por lo general, relata los orígenes de ciertos hechos, objetos o seres de la naturaleza. “Cuenta la leyenda…” es el punto de partida de muchos relatos que se escuchan o leen a diario. Este tipo de narración suele contener elementos mágicos, reales o históricos. La leyenda trata acerca de hechos increíbles que sucedieron en un pasado remoto, como el diluvio universal o el hundimiento de la Atlántida. Sus protagonistas suelen ser personajes o animales que, sin poderes mágicos ni sobrenaturales, utilizan su ingenio y su valor para salir adelante en situaciones peligrosas.

La leyenda cuenta creencias y costumbres de una determinada cultura. Es un relato anónimo y popular, transmitido de generación en generación de forma oral. En algunas ocasiones, se hacen recopilaciones escritas de diferentes leyendas y por eso es que se las puede leer en libros, revistas o manuales escolares. No es un texto informativo que brinda datos precisos o estadísticas, pero ayuda a conocer la historia de determinados lugares y culturas. En Argentina hay miles de historias de este tipo. La leyenda guaraní sobre la flor del irupé, por ejemplo, es un relato que vale la pena conocer

5. El cuento

Es una narración corta de ficción en la que intervienen personajes que realizan acciones en un lugar y un tiempo determinados. Se caracteriza por tener pocos personajes, y la historia se desarrolla, en la mayoría de los casos, a partir de un único conflicto. El cuento se puede oír, contar, leer o escribir. Gracias a él, es posible conocer e imaginar otros mundos posibles, fantásticos y divertidos.

Los personajes en el cuento pueden ser personas, animales o cosas que hacen avanzar a la historia. Los hechos son presentados por el narrador, que habla de experiencias que les suceden a otras personas o a él mismo.

El cuento se divide en tres partes. La primera es la introducción, que es el momento de la narración en el que se conocen los personajes. La segunda es el nudo, que es el momento en que surge el conflicto y la historia toma forma. La tercera es el desenlace, que es el momento del relato en el que se resuelve la trama.

6. La historieta

Es un texto narrativo en el que se cuenta algo a través de una serie de viñetas o cuadros. En cada una de las viñetas se combinan dibujos y palabras para contar una historia de una manera muy divertida. El o la guionista es quien inventa la narración y la escribe. El o la dibujante es quien traslada las ideas a las imágenes. En algunas ocasiones, una misma persona cumple esas dos funciones.

En la historieta hay ciertas normas. Gracias a ellas, se puede entender bien la historia y disfrutarla. Algunas son las viñetas, los cartuchos, los globos y las nubes. El tipo de letra que se utiliza indica los tonos de voz. Por ejemplo, una letra grande y ancha es, por lo general, un grito. Además, hay palabras que representan sonidos y se las llama “onomatopeyas”. Por otro lado, algunas veces los dibujos por sí solos cuentan la trama tan bien, que la historieta puede hacerse inclusive sin palabras. 

También te puede interesar: ¿Sabés qué son las figuras retóricas?

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig