San Martín: rumores de amores intensos e hijos ¿no reconocidos? - Billiken
 

San Martín: rumores de amores intensos e hijos ¿no reconocidos?

Mucho se sabe acerca de la vida del General San Martín. Sin embargo, alrededor de la figura del Padre de la Patria circulan muchos rumores, especialmente sobre su situación amorosa y su descendencia.

Mucho se conoce acerca de la vida y obra de José de San Martín. Se sabe que el Libertador se casó con Remedios de Escalada y que fruto de ese matrimonio nació su hija Merceditas en 1816, quien le dio a sus dos queridas nietas. También se sabe que Remedios falleció muy joven, a los 25 años, producto de un cuadro de tuberculosis.

Sin embargo, alrededor de la figura del Padre de la Patria circulan muchos rumores, especialmente sobre su situación amorosa y su descendencia.

Quizá te interese: Así se conocieron Remedios de Escalada y José de San Martín: bailando en una tertulia

Cabe aclarar que todo lo que sigue a continuación son solo rumores.

Se dice que San Martín era un soltero muy codiciado y luego de enviudar parece no haber perdido sus encantos, motivo que lo llevó a tener varios romances.

Se dice que Jesusa, la criada mulata que había acompañado toda la vida a Remedios de Escalada, fue amante del General. Mientras Mercedes permanecía en Buenos Aires en casa de sus padres como consecuencia de su enfermedad, San Martín ordenó que Jesusa se quedara con él en Mendoza para ayudarlo, quien parece que pasó a Chile y llegó hasta Perú junto a San Martín.

Sin embargo, otras versiones desmienten esta historia porque Jesusa se casó en 1815 con el mulato Juan Muñoz y tuvieron varios hijos. Después del cruce de los Andes, la esclava se quedó con su esposo en la provincia de Mendoza.

Quizá te interese: Los principales monumentos a San Martín alrededor del Mundo

Se dice que tuvo un amor furtivo con Fermina González Lobatón, una acaudalada mujer que le brindó hospedaje a San Martín al llegar a Lima y que estaba casada con Domingo Laos y Supe. Varios historiadores peruanos sostienen que tuvo una fugaz relación y que de ella nació un hijo que fue bautizado con el nombre de Domingo de San Martín.

Se dice que María Rosa Campusano Cornejo cautivó al Libertador con sus ojos azules y su astucia. Oriunda de Guyaquil, se había casado con un importante peninsular que la llevó a Lima, en cuya casa se realizaban importantes tertulias donde concurrían militares y funcionarios. Al parecer, esta inteligente mujer sirvió de espía para obtener información sobre las acciones realistas cuando el ejército libertador llegó a Pisco.

Lo que nació como una cálida amistad se convirtió, dicen, en un apasionado romance que no estuvo carente de mitos, como el que plantea que ambos tuvieron un hijo que fue conocido con el apodo de “Generalito”. Al parecer, todo terminó al marcharse San Martín de la capital de Perú en 1822.

Se dice que cuando San Martín viajó a Guayaquil a entrevistarse con simón Bolivar, conoció a una importante dama patriota, Carmen Mirón y Alayón, con quien tuvo un breve pero intenso romance. El Libertador se manchó a los pocos días pero nueve meses después, en abril de 1823, nació un varón bautizado con el nombre de Joaquín Miguel de San Martín y Mirón. Ya adulto, se casó y tuvo un hijo. La familia continuó llevando el apellido San Martín y tuvo descendencia hasta mediados del siglo XX.  

Quizá te interese: Una de las nietas de San Martín, heroína durante la Primera Guerra Mundial

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig