Teatro de La Ranchería, el primero de Buenos Aires - Billiken
 

Teatro de La Ranchería, el primero de Buenos Aires

Ubicado en la intersección de las actuales calles Alsina y Perú, se inauguró el 30 de noviembre de 1783. En su homenaje, esa fecha se celebra el Día Nacional del Teatro. En esta nota, Billiken te cuenta su historia. 
+ Interesante
+ Interesante

El Teatro La Ranchería fue el primero de Buenos Aires y estaba ubicado en la intersección de las actuales calles Alsina y Perú. Se inauguró el 30 de noviembre de 1783 y fue la primera sala donde se representaron obras en el contexto de la Colonia.

Por esa época, Buenos Aires experimentaba un crecimiento al designarse capital del Río de la Plata. Esto conllevaba un gran público ávido de manifestaciones artísticas. Pero las representaciones de obras teatrales eran aisladas y costeadas por miembros de la elite porteña. Ante esto, el entones Virrey Vértiz consultó al Cabildo la conveniencia de la instalación de un teatro con el objetivo de proporcionar diversión al pueblo. Y dispuso que los espectáculos sean de forma paga y que los fondos se destinen a la Casa de los Niños Expósitos.

El espacio para el emplazamiento del teatro sería en el patio de la Ranchería, el lugar que los jesuitas destinaban para alojamiento de los negros. Francisco Velarde se hizo cargo de la construcción y se comprometió a entregar dos mil pesos por año para los Niños Expósitos y un día de comedia a beneficio de dicha institución.

La gran inauguración

El 30 de noviembre de 1783 quedó oficialmente inaugurado el Teatro de la Ranchería. Era un galpón amplio con paredes de madera y techo de paja, cuya iluminación se realizaba mediante velas de sebo colocadas en el contorno de la sala y en los laterales del escenario. Los espectadores contaban con bancos de madera, palcos a ambos lados y una cazuela destinada exclusivamente a las mujeres.

En el Teatro de la Ranchería se ofrecían comedias, dramas y tonadillas, piezas complementarias cantadas y acompañadas por guitarras en un tono generalmente satírico. La primera obra estrenada fue Siripo, de Manuel de Lavardén, una tragedia en cinco actos.

Trágico final

El 16 de agosto de 1792 se produjo un incendio producto del impacto sobre el techo de un cohete disparado desde el atrio de la iglesia de San Juan Bautista durante la celebración de las fiestas patronales. La sala ardió por completo llevándose entre otras obras, el primer manuscrito de Siripo, la obra de Manuel José de Lavardén y toda la historia de nuestro primer teatro.

Homenaje

El 3 de julio de 1979 por una iniciativa del Instituto Nacional de Estudios de Teatro (INET), se establece mediante decreto del Poder Ejecutivo, el 30 de noviembre como el Día del Teatro Nacional.

También te puede interesar: El Teatro del Pueblo, pionero en Argentina y en Latinoamérica

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig