Tres lagunas con agua cristalina que están en Argentina - Billiken
 

Tres lagunas con agua cristalina que están en Argentina

Se trata de importantes atracciones turísticas que despiertan interés en la comunidad científica.

Argentina es un país repleto de paisajes hermosos donde, en muchos casos, los cuerpos de agua son los grandes protagonistas. Laguna Verde, Epuyén y Ojos de Mar son tres de ellos.

También te puede interesar: Balcón del Monte Pissis, un oasis turquesa en Catamarca

Laguna Verde

Se denomina Laguna Verde a los tres espejos de agua que están en medio de una salina en Tinogasta cerca del paso San Francisco entre Chile y Argentina.

El agua es extremadamente salada, por lo que prácticamente no hay vida animal en las lagunas. Para llegar al lugar, se debe tomar la ruta pavimentada hacia el Paso internacional de San Francisco y desviarse a mitad de camino hacia el oeste.

A su alrededor, se encuentra el volcán más alto del mundo. El Nevado Ojos del Salado es un estratovolcán que se eleva hasta los 6.891 metros sobre el nivel del mar. Se sitúa en el centro de una cadena volcánica de aproximadamente 60 kilómetros, que se inicia en el paso Fronterizo San Francisco y finaliza en el Nevado Tres Cruces.

Laguna Verde.

Epuyén

El Lago Epuyén tiene las aguas más cristalinas del país. Cuenta con más de treinta metros de visibilidad, es decir que se puede ver esa profundidad desde la superficie. Esta transparencia del agua solo es comparable con las aguas de Caribe. Ubicado en la provincia de Chubut, ocupa unos 17 kilómetros cuadrados y tiene una profundidad media de 92 metros aproximadamente.

Las razones de sus aguas cristalinas son varias. Por un lado, el bajo nivel de contaminación que hay en toda la región patagónica. Por otro, el hecho de que esté prohibido navegar en este lago con vehículos a motor.

Lago Epuyén.

Ojos de Mar

Ojos de Mar son tres pequeñas lagunas celestes que se encuentran en medio de un salar blanco en las afueras de Tolar Grande, una localidad de la provincia de Salta.

El agua es hasta cuatro veces más salada que la de los océanos. Por lo tanto, no se puede nadar en ella. El color varía entre el turquesa y el verde dependiendo de la luz del día.

Se trata de una importante atracción turística y de un sitio que despierta interés en la comunidad científica porque las lagunas están habitadas por extremófilos y estromatolitos, microorganismos que transforman el dióxido de carbono en oxígeno.

Ojos de Mar.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig