El "¿Qué mirás, bobo?" de Messi lleva 450 años tallado en un monasterio español - Billiken
 

El "¿Qué mirás, bobo?" de Messi lleva 450 años tallado en un monasterio español

La popularidad de la frase "¿Qué mirás, bobo?" se expandió a tal punto que la relacionaron con una inscripción jeroglífica en la Abadía de Samos, España.
+ Interesante
+ Interesante

En el contexto de victoria frente a la Selección de Países Bajos, Lionel Messi, el Capitán argentino, tuvo un exabrupto. La frase "¿Qué mirás, bobo?" dirigida al adversario Wout Weghorst quedó para la historia: Forma parte de lo más recordado del Mundial de Qatar 2022. Luego de ser estampada en remeras y convertida en meme, se popularizó una historia que lo une con una inscripción de más de 450 años.

El "¿Qué mirás, bobo?" de Messi llevaba 450 años tallado en un monasterio español
La Abadía de Samos se encuentra ubicada en la provincia de Lugo

El Monasterio de San Julián de Samos, ubicado al noroeste de España, es el monasterio habitado más antiguo del país. En su interior, en una de las molduras del claustro gótico lleva inscripta en jeroglífico la icónica frase del Diez al jugador neerlandés. Hace cuatro siglos se encuentran esas tres palabras en el techo de este templo. "Como dato curioso de picaresca medieval, existe una clave cuya inscripción, en forma jeroglífica, dice: ¿qué miras bobo?", señala la página web del monasterio. ¿Cuál es la explicación?

La ubicación de la inscripción dentro del templo

¿Cuál es la explicación de '¿Qué mirás, bobo?' en el monasterio?

Los medios españoles indicaron que Pedro Rodrigues, quien se encontraba a cargo de la reconstrucción del monasterio para modificar el estilo románico y emplear el gótico, escribió en letras rojas un mensaje dedicado a aquellos curiosos visitantes que se detengan a ver las particularidades áreas de la galería.

Julia Fernández, guía del monasterio construido en el siglo VI, lo confirmó al programa deportivo de radio español El Larguero: "La orden es benedictina. Los monjes benedictinos son contemplativos. En su regla hay una parte que obligaba a los monjes a ir meditando de modo sumiso, mirando hacia el suelo" explicó Fernández.

"La clave es la contradicción a esa contemplación. Si algún monje casualmente elevaba el rostro hacia los cielos mientras meditaba, la respuesta era ‘¿qué mirás bobo?’. Volver el rostro hacia abajo y seguir meditando con humildad", acotó.

También te puede interesar > El recibimiento a la Selección Argentina fue el evento deportivo con mayor convocatoria de la historia

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig