¿Cómo funciona el primer café con gatos de Argentina?  - Billiken
 

¿Cómo funciona el primer café con gatos de Argentina? 

cafe-con-gatos
Solo se puede visitar con una reserva de por medio y el menú principal incluye comida especial para que los clientes puedan alimentar a los gatos.
+ Interesante
+ Interesante

Café con Gatos es el nombre de la primera cafetería de Buenos Aires y Argentina en la que los clientes pueden ir a disfrutar de una merienda o un desayuno, acompañados por más de 7 gatos que viven en el lugar. 

Si bien es un tipo de comercio muy popular en otros lugares del mundo, este café ubicado en el barrio de Abasto innovó en el país y, desde su inauguración, cientos de personas ya lo han visitado. 

De todas formas, en la actualidad la oferta en Buenos Aires es aún más grande, ya que hace menos de un mes abrió Aristogatos Café, el segundo comercio de este estilo en la ciudad. 

¿Cómo es la experiencia de tomar un café con gatos? 

A pesar de que muchas personas desconocen cómo funciona la propuesta de tomar un café con gatos, es muy sencilla: los clientes meriendan o desayunan al mismo tiempo que acarician y miran a los animales.

De todas formas, quienes deseen vivir la experiencia junto a los felinos, deberán elegir una fecha en particular, ya que la cafetería de Buenos Aires solo trabaja con reservas.

Además, el mejor plan en estos casos es anunciar la visita con mucho tiempo de anticipación, ya que la demanda es alta y el lugar es pequeño. 

Es decir, en el café con gatos de Abasto priorizan la tranquilidad de sus clientes, así como también la de los animales. Por lo tanto, aceptan un máximo de 5 personas por turno. 

Y, sobre los turnos, es importante resaltar que solo hay seis por día (de 9 hs a 11 hs y de 15 hs a 17 hs) y que todos tienen una duración máxima de 60 minutos.

También te puede interesar > En España una ley que protegerá los gatos callejeros genera polémicas entre los científicos

¿Cuáles son las normas que hay que respetar en el café con gatos de Buenos Aires?

Dada la exclusividad con la que los clientes vivirán la experiencia gastronómica acompañados por gatos, se recomienda que todos los clientes aprendan las normas de convivencia antes de visitar el sitio. 

Por lo tanto, además de comprender que las personas que no hagan una reserva no podrán acceder a la dirección del establecimiento, también es importante resaltar que en el café está prohibido: 

  • Darle comida a los gatos que sea ajena al establecimiento. 
  • Abrir puertas o recorrer el lugar sin autorización. 
  • Tomar fotos con flash.
  • Gritar o hacer ruidos fuertes. 
  • Despertar a un gato que está durmiendo.
  • Comprender que los gatos del local no están en adopción.

Y, además de los requisitos mencionados, los clientes también deben limpiar sus manos con alcohol en gel cuando ingresan al café, para evitar “perturbar” a los gatos con olores de otros animales.

¿Quiénes crearon el primer café con gatos de Argentina? 

El proyecto del primer café con gatos de Argentina es organizado por Diana Capasso, Liliana Raco y Gabriela Marcos: tres amigas que antiguamente se dedicaban al turismo y ahora cambiaron de rubro. 

Su idea, basada en otros café con gatos del mundo, tuvo una gran aceptación y, desde su inauguración, cientos de personas han pasado por el local que se divide en: 

  • Un sector al aire libre, con pasto artificial y un deck con sombrilla. 
  • Un espacio bajo techo. 
  • Un living, que comparte lugar con el espacio techado de los comensales, y en ocasiones funciona como feria en la que se venden remeras, buzos y otros productos relacionados con felinos. 

Finalmente, en cuanto al dinero recaudado con la feria, las tres amigas han decidido donarlo en su totalidad a dos refugios para gatos. 

También te puede interesar > Sabrina Boem, la fotógrafa italiana que toma imágenes a los gatos para mostrar lo mejor de su lógica felina

¿Cuánto cuesta disfrutar de un café con gatos? 

Los precios de la experiencia varían según el menú ofrecido por el Café con Gatos de Buenos Aires, que en la actualidad incluye: 

  • Un café de cápsula o té.
  • Un alfajor artesanal. 
  • Comida de gato para que los clientes puedan alimentarlos. 
  • Estacionamiento gratuito.

Entonces, quienes deseen disfrutar de estos platos en la merienda o en el desayuno, deberán pagar $1.600 (de lunes a viernes) o $2.200 (sábados, domingos y feriados).

¿En qué otros lugares del mundo se puede encontrar un café con gatos? 

El primer lugar del mundo que implementó la idea de tomar un café con gatos se encuentra en Taiwán, abrió en 1998 y su nombre es Café Dogs & Cats.

Años después, la propuesta gastronómica se instaló en Europa cuando Café Neko abrió sus puertas en Austria, a mediados de 2012. 

Finalmente, locales similares se inauguraron en múltiples ciudades de Francia, España, Inglaterra y Alemania, entre otros países. 

Por último, los primeros café con gatos de América se instalaron en ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Cusco, Santiago, Río de Janeiro y Bogotá, además de los dos que ya funcionan en Buenos Aires.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig