¿Sabés cuál es el origen de las expresiones “Buen humor” y “Mal humor”? - Billiken
 

¿Sabés cuál es el origen de las expresiones “Buen humor” y “Mal humor”?

El origen de las locuciones “Buen humor” y “Mal humor” se remonta a la Edad Media. En esta nota, Billiken te cuenta la historia detrás de estas expresiones.
+ Interesante
+ Interesante

La lengua es un sistema convencional de signos utilizado por las sociedades para establecer una comunicación y, como tal, se encuentra en constante cambio. En este sentido, las frases más conocidas popularmente tuvieron su origen mucho tiempo atrás, en contextos muy diferentes a los de hoy en día. Tal es el caso de las expresiones “Buen humor” y “Mal humor”

¿Cómo surgieron las locuciones “Buen humor” y “Mal humor”?

Tal como lo indica el periodista argentino Daniel Balmaceda en “Historias de letras, palabras y frases” (2014), el origen de las expresiones “Buen humor” y “Mal humor” se remonta a la Edad Media. En esa época histórica quedó establecido, como si se tratara de una certeza, que el cuerpo humano contenía cuatro líquidos diferentes: bilis amarilla (también llamada cólera), bilis negra, sangre y flema. El análisis de esos cuatro componentes iba todavía más lejos: se consideraba que la proporción de líquidos definía el carácter. Un exceso de bilis amarilla significaba “mal genio”. Una mayor cantidad de bilis negra provocaba melancolía. Quien tenía mucha flema era flemático (es decir, sereno, imperturbable o, también, perezoso), mientras que los que poseían más sangre eran los apasionados. El nombre genérico de los cuatro líquidos corporales fue “humor” y gracias a aquella interpretación de los líquidos en la Edad Media, hoy se habla de “buen humor” y “mal humor”.

Significado actual de las frases “Buen humor” y “Mal humor”

Hoy en día las expresiones “Buen humor” y “Mal humor” se utilizan sin pensar en el contexto que les dio origen. Por extensión, el “buen humor” alude a un estado de alegría o buena disposición y el “mal humor” hace referencia a un estado de enojo o irritación.

También te puede interesar: ¿Sabés cuál es el origen de la expresión “Irse al humo”?

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig