¿Sabés qué son los parónimos? - Billiken
 

¿Sabés qué son los parónimos?

Los parónimos son dos o más palabras que se asemejan en su pronunciación, pero que se escriben de forma diferente y tienen significados distintos. En esta nota, Billiken te ofrece algunos ejemplos.
+ Interesante
+ Interesante

Los parónimos son dos o más palabras que se asemejan en su pronunciación, pero que se escriben de forma diferente y tienen significados distintos, usualmente no relacionados. Por ejemplo, “siervo” y “ciervo” o “consejo” y “concejo”. Este fenómeno ocurre porque en español existen letras o grafemas que tienen un sonido bastante similar entre sí, como “V” y “B”, “S” y “Z” o “C” y “K”. 

Ejemplos de parónimos son los monosílabos “hay” y “ay”. También lo son ciertas conjugaciones del verbo “haber” y del verbo “abrir”, por ejemplo, “habría” y “abría”. Esto ocurre porque la “H” en español no se pronuncia. Estas palabras, y muchas otras, se pronuncian exactamente igual y es el contexto el que permite distinguir el significado de lo que se quiere decir

Ejemplos de parónimos en español

Existen palabras en español que son parónimos. A continuación una serie de ejemplos

  • Deshecho y desecho
  • Hulla y huya
  • Consejo y concejo
  • Siervo y ciervo
  • Desbastar y devastar
  • Halla, haya y aya
  • Desmallar y desmayar
  • Calló y cayó
  • Cocer y coser
  • Horca y orca
  • Combino y convino
  • Hierba y hierva
  • Cabo y cavo
  • Hizo e izo
  • Cayado y callado
  • Esclusa y exclusa
  • Aprender y aprehender
  • Ciego y siego
  • Arrollo y arroyo

También te puede interesar: ¿Sabés qué son los hiperónimos y los hipónimos?

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig