¿Sabías que la tilde se usó por primera vez en el siglo XV? - Billiken
 

¿Sabías que la tilde se usó por primera vez en el siglo XV?

Fue en un manual publicado en el siglo XV. Desde entonces, el lenguaje ha tenido muchas modificaciones. En esta nota, Billiken te cuenta acerca de los primeros usos de la tilde. 
+ Interesante
+ Interesante

El español, como lenguaje, tiene muchas reglas ortográficas y gramaticales. Una de esas es la utilización de la tilde, es decir, del acento gráfico. Pero ¿de dónde viene? ¿cuándo se utilizó por primera vez?

Para ubicar las primeras palabras con tilde es necesario remontarse a la Edad Media. Es en el siglo XV que se encuentran las palabras justícia y fortuíto (Así, con acento gráfico) en un manual titulado Doctrina Christiana (1477). Un poco más tarde, en 1492, Antonio de Nebrija menciona por primera vez la existencia del acento gráfico, cuyo uso se generaliza durante el siglo XVI. Nebrija era un humanista español y fue el autor de la primera gramática castellana y del primer diccionario latino-español. Tuvo una prolífica carrera en la que desempeñó distintos roles. Fue historiador, pedagogo, gramático, traductor, exégeta, docente, catedrático, filólogo, lingüista, lexicógrafo, impresor, editor (de obras propias y ajenas), cronista real, escritor y poeta.

Pero es recién en el año 1726 cuando se establece un sistema de reglas que indica cuándo se deben utilizar las tildes. Fue en el discurso proemial, el primer tratado ortográfico elaborado por la Real Academia Española ("Real Académia Españóla" en sus primeras actas). Desde entonces, se han llevado a cabo varias reformas en la lengua española, la última fue en el año 2010 cuando se eliminaron los acentos gráficos en palabras con diptongos ortográficos como "guion", en el adverbio "solo" y en los pronombres demostrativos (por ejemplo, "este"). Por supuesto, como en toda reforma de la lengua, los comentarios a favor y en contra no tardaron en aparecer.

En la mayoría de las lenguas no existen los acentos que indican las sílabas tónicas. Por su parte, en español se han eliminado algunos gracias a las últimas reformas. Al respecto, se han realizado algunos estudios que demostraron que, para la mayoría de las personas adultas, no hay diferencias significativas entre leer un palabra con tilde o sin tilde. Sin embargo, muchas veces la utilización de la tilde cambia el sentido de la palabra. Así, no es lo mismo el significado de “pérdida” que de “perdida”. Por supuesto, ese sentido estará dado en gran parte por el contexto, es decir, por el resto de la oración de la cual esa palabra forma parte.

Por último, el lenguaje es algo vivo, en permanente construcción. Es, de hecho, una gran construcción social. Nosotros no hablamos ni escribimos como hace décadas atrás y probablemente en muchos años, algunas palabras y formas que utilizamos hoy en día, caigan en desuso. Por eso, los cambios en las palabras y en las formas de escribir, a veces, son tan necesarios como saludables.

También te puede interesar: ¿Sabés cuál es la diferencia entre el diptongo, el triptongo y el hiato?

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig