¿Cómo fue el primer festejo de un 25 de mayo un año después de la Revolución de mayo en 1811? - Billiken
 

¿Cómo fue el primer festejo de un 25 de mayo un año después de la Revolución de mayo en 1811?

Cuatro días duró la fiesta por el primer aniversario de la Revolución. Los niños disfrutaron de la música, los fuegos artificiales y el palo enjabonado. ¡Viva...!

Desde aquel sábado de 1811, se hizo tradición celebrar cada año la Revolución de Mayo. Pero el primer festejo fue inolvidable. Lanzamiento de globos, bandas de música, bailes, comidas, desfiles, salvas de artillería... ¡y muchos juegos! Sí, porque ese día, con la ciudad alborotada, los chicos de entonces se dieron el lujo de correr como nunca por la Plaza y jugar a lo que quisieran, sin la censura de sus padres. Ese 25 de Mayo se inauguró la pirámide. Hoy está en el centro de la Plaza de Mayo, pero aquella vez se la ubicó frente al Cabildo. Era un modesto obelisco de adobe cocido, de casi 15 metros de altura, circundado por una sencilla verja. A la noche fue iluminada con faroles y alrededor se ubicaron banderas de los regimientos de Patricios, Pardos y Morenos, Arribeños y Húsares. Ese mismo día que en la plaza era todo festejo y los chicos corrían de acá para allá, otros chicos, de origen indígena, celebraban a miles de kilómetros. ¿Qué cosa? En el Alto Perú, Juan José Castelli proclamaba “el fin de la servidumbre” de los pueblos originarios.

¡Vamos, todavía!

Los festejos incluyeron pequeñas representaciones teatrales en las calles, un desfile de muñecos humorísticos gigantes, la iluminación de todos los edificios cercanos y una buena noticia: la liberación de varios esclavos.

Celestes y blancas

Tuvo tanta repercusión la fiesta de 1811 que, con el tiempo, se confundieron algunas cosas. Por ejemplo, aquel 25 sí se repartieron cintas celestes y blancas, y no el 25 de mayo de 1810, como se dijo durante muchos años.

    Vínculo copiado al portapapeles.

    3/9

    Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

    Ant Sig